El sobrepeso y la obesidad en nuestro cuerpo

En nuestra sociedad actual de las prisas, la inmediatez, de los horarios de trabajo dispares y de vida sedentaria, la alimentación de las personas también se ha visto influenciada. Atrás quedaron las comidas familiares donde los padres e hijos se reunían a una hora determinada para comer y cenar todos juntos. Hoy los hábitos de alimentación se han vuelto irregulares, la falta de tiempo nos lleva a veces a consumir demasiada comida precocinada o comida basura, y sin mucha variedad, lo que conlleva a un desequilibrio nutricional, que puede ser por falta de determinados nutrientes o por exceso de algunos otros, ocasionando elevados riesgos en nuestra salud. Esta mala alimentación trae consigo un aumento de peso, y pasa a convertirse como mínimo en  un problema de estética y de salud al que hay que ponerle remedio a través de profesionales reputados como los de Artestética, donde saben de la importancia de mantenerse sanos gracias a sus diecisiete años de andadura en los que más de diez mil pacientes han confiado en sus servicios.

Artestética es una clínica de medicina y cirugía estética situada en Albacete que cuenta con las últimas novedades en tecnología y un gran equipo de profesionales de medicina y cirugía estética que estudian minuciosamente cada caso para asesorar al paciente y obtener el mejor resultado posible, y entre los tratamientos que realizan destaca el de adelgazamiento, que reúne una serie de técnicas muy eficaces en el tratamiento del sobrepeso.

Estudios realizados estiman que el 46 por ciento de la población mundial tiene problemas de sobrepeso, y el 16 por ciento, de obesidad. Estos porcentajes en los países desarrollados cada vez van más en aumento, preocupando de manera especial la obesidad infantil.

Para diferenciar si una persona presenta sobrepeso u obesidad se utiliza el índice de masa corporal que mide el nivel de grasa corporal de una persona, considerando personas obesas aquellas que presentan unos valores superiores al 10 o 20 por ciento de los valores normales en adultos varones y del 20 al 30 por ciento en mujeres adultas, aunque hay que tener también en cuenta otros factores como la estatura, la edad, la raza, etc.

Aunque una de las principales causas de la obesidad sea una mala alimentación debida a la ingesta en exceso de grasas y calorías, unida a una vida sedentaria y falta de ejercicio físico, existen otras causas, como pueden ser:

  • Obesidad genética. Cada vez está más estudiado que la herencia determina el índice de la masa corporal, si bien también es cierto que la herencia cultural, o sea la forma de comportarse y alimentarse una determinada familia, pues cuando uno o los dos progenitores son obesos aumenta la probabilidad de que sus descendientes lo sean.
  • Obesidad de tipo nervioso, motivada por alteraciones psicológicas, depresión o estrés, y estaría causada por el propio organismo como respuesta a esta problemática situación.
  • Obesidad por medicamentos. Algunos medicamentos tienen como efectos secundarios el aumento de apetito, la disminución de la actividad metabólica o cambios hormonales que facilitan la acumulación de grasa.
  • Obesidad por hipotiroidismo, producida por la ralentización del metabolismo, favoreciendo así la acumulación de grasa y la reducción del consumo energético.
  • Obesidad por desajustes en el sistema de control del peso corporal. Es muy común y se produce cuando las personas nunca se encuentran saciadas, lo que las lleva a ingerir una cantidad mayor de alimentos de los que en realidad necesitan.

¿Cuáles son los principales riesgos para la salud de las personas con sobrepeso u obesidad?

  • Enfermedades cardiovasculares, como cardiopatías o accidentes cerebrovasculares.
  • La diabetes.
  • Trastornos del aparato locomotor, debido al peso que las extremidades inferiores deben soportar.
  • Determinados tipos de cáncer, como los de mama, hígado, riñones o colon.
  • Enfermedades respiratorias