La mascota se viene con la familia

Las mascotas son muy importantes en la vida de una familia, al final son uno más, aunque a veces nos cueste reconocerlo o pongamos pegas a que nos acompañen en vacaciones o mudanzas por ejemplo.

Al menos en muchos casos no es por quererles menos, muchos propietarios sabedores de los problemas que suele haber prefieren que se queden en casa o con un familiar. Nosotros teníamos ese pensamiento hasta que nuestro hijo supo la noticia de que no nos acompañaría a vivir a Barcelona donde nos quedaríamos 5 años mínimo por motivos laborales.

Como decíamos, no teníamos en mente que de primeras se viniera nuestro perro, pero al final después de tener cerrada la mudanza, había sitio para él y optamos por llevarlo con nosotros, algo de lo que no nos arrepentimos.

Una empresa de mudanza de confianza

En el tema de la mudanza tuvimos que mirar bastante, ya que, aunque lo pensamos, era muy costoso enviar tanta cantidad de mobiliario de Córdoba a Madrid. Buscamos una empresa de mudanzas y por Internet dimos con Mudanzas y Transportes TSR, una empresa que tenía buenas opiniones de los usuarios.

Una empresa que con 7 años de vida (nació en 2010) en pocos años ha sido de las que más había crecido en Andalucía, por lo que optamos por contactar con ellos y como daban servicio en toda España confiamos en ellos para llevar a cabo nuestra mudanza.

Entre las cosas que más nos preocupaban estaba el transporte de los propios muebles en sí. Todos supongo que tenemos cariño y hemos invertido mucho dinero en nuestro mobiliario y o queremos que en la mudanza sufran desperfectos. En TSR nos ofrecieron la seguridad que necesitábamos y tuvimos la garantía, tanto oral como por escrito de que todo el mobiliario sería embalado y precintado debidamente, así como instalado de nuevo en el domicilio barcelonés.

El viaje de una ciudad a otra transcurrió sin problemas y cumplieron el horario previsto, algo que siempre es de agradecer. Al final, el que todo llegue perfecto es una bendición del cielo. Para contar con una mudanza exitosa, lo mejor es apostar por una empresa de la que haya buenas referencias, no solo off-line, sino on-line.

Entre lo que llevábamos en la mudanza, una de las protagonistas era la caseta de nuestra mascota. Aunque tenemos un coche familiar de buen tamaño, la caseta no entraba, por lo que tuvimos que optar por que se transportara en el camión, la caseta había sido decorada en la parte del techo por nuestro hijo y era de madera, por lo que la fragilidad nos preocupaba.

La cara de ver al pequeño de la casa viendo la caseta no tenía precio, le hizo más ilusión verla que sus cosas personales.

Ahora, una vez pasada la mudanza y ya con dos meses viviendo en Barcelona, la verdad que estamos muy agradecidos a los profesionales y aconsejamos a todo el mundo que no contrate amateurs por ahorrarse dinero, que luego al final lo barato sale caro. Las mudanzas siempre por profesionales y con contrato con garantías por delante.