La mejor fiesta de cumpleaños para tu pequeño

El rey de la casa cumplía años y nos propusimos ir al chalet de la sierra y darle una sorpresa de cumpleaños que no olvidara jamás. Ideas teníamos muchas, pero recordamos que a él siempre le habían hecho mucha ilusión los castillos hinchables. Así que decidimos que su fiesta de cumpleaños tuviera uno. Lo que desconocíamos es que la empresa que elegimos terminaría organizándonos la fiesta.

Estuvimos buscando en Internet y al final dimos con tucastillohinchable.com, los cuales se dedican a alquilar y llevar los mejores castillos hinchables a tu casa siempre que quepa. Nos gustó tanto la idea que hablamos con ellos y al final también nos dijeron que podían además prepararnos packs de decoración, globos, piñata y chuches para tu fiesta, además de preparar una tarta casera para chuparse los dedos.

Al final no pudimos negarnos, ya que el tiempo era poco y queríamos que todo quedara bien. Nos ocupamos eso sí, de que la comida fuera realmente buena para todos los papas y mamás que vinieron a la celebración además de toda nuestra familia.

Al contar con varios modelos de castillos, se adaptan a tu vivienda o casa que tengas, todo para hacer el sueño de tu hijo realidad. Son fáciles de transportar y no tienen grandes requisitos a la hora de ser instalados.

Algo que nos propusieron y aceptamos es también alquilar los servicios de animadores infantiles, donde magos y payasos ayudaron a que el día fuera aún más divertido.

Organizar una fiesta es más complicado de lo que parece, especialmente para niños, hay miedo a fallar y siempre se quiere que tu fiesta infantil sea la mejor, especial y divertida. Por eso al final quisimos dejarlo en manos de profesionales.

Unas de las estrellas fueron los animadores

Los animadores infantiles se encargan de que tus hijos lo pasen realmente bien utilizando la magia, el humor, guiñoles o pintacaras para que los niños lo pasen realmente bien. Lo cierto es que para ellos es toda una sorpresa, podéis imaginar la cara de un niño cuando ve todo esto y desde luego que son cosas que se les quedan grabadas a ellos en la mente y a nosotros, porque ver a un hijo o sus amiguitos con esas caras de sorpresa es inolvidable.

Esto de las decoraciones para fiestas de niño es todo un mundo y ellos cuando llegaron se pusieron a decorarlo todo metódicamente con una profesionalidad que sorprende, había guirnaldas, platos, vasos, piñatas y demás. Al final había la posibilidad de decorar la fiesta con unos globos que nos prometieron que causarían sensación y acertamos con ello.

La tarta queríamos que estuviera a la altura y aunque mi mujer hacer unas tartas riquísimas, pensamos que unos profesionales la harían mejor y visualmente más atractiva para los más pequeños de la casa. Por este motivo solicitamos que nos hicieran una bonita tarta artesanal según el modelo elegido y teniendo en cuenta todos los requisitos.

Incluso tuvieron en cuenta que fueran personalizadas, pues 3 de los invitados tenían alergia alimentaria tanto a la leche como al huevo.

Algo que también hay que tener en cuenta en una fiesta de cumpleaños infantil es que a los niños les encanta ir repartiendo golosinas y dulces entre todos sus amigos, por lo que nos prepararon unas bolsitas de dulces bastante ricos (los padres también comemos) y las dejaron junto al castillo hinchable.

Procedimos a repartirlas al final de la fiesta para que los niños se llevasen el mejor broche final de una tarta que fue realmente inolvidable.

Como has podido ver, recurrir a este tipo de servicios, hace que te ahorres una buena cantidad de tiempo, al final tienes la seguridad de que la fiesta la organizan unos verdaderos profesionales que saben cómo sorprender a los más pequeños.

Está claro que un servicio así hay que pagarlo, pero realmente es económico si analizamos la gran cantidad de servicios que pueden realizar, lo bien que quedan y lo más importante, las sonrisas de tus hijos y los niños, algo que vale su peso en oro.

Espero que después de esto te hayas inspirado en caso de que quieras hacerle una fiesta por todo los alto a alguno de tus hijos. Realmente, os lo aseguro, una experiencia que repetiremos y más de un padre nos pidió el teléfono de los organizadores, por algo será.