Ante la imposibilidad de pagar tu hipoteca ponte en manos de un abogado

Hemos tenido que pasar por unos años complicados para ver la triste realidad que se escondía detrás de esos años de bonanza. Todo el mundo podía comprarse una casa y acceder a un crédito. Cuando todo eso se acabó y comenzó gente a ir al paro las cosas se complicaron.

En mi caso no había ya manera de afrontar una hipoteca que conmigo en el paro y mi mujer limpiando casas por horas era imposible. Los pagos seguían llegando y era triste ver como nuestros ahorros iban menguando para hacer frente a esta situación desesperada.

Cuando comenzamos a retrasarnos en el pago de las cuotas de la hipoteca, se tiene que abonar al banco los intereses de demora, que son bastante más altos que los tipos de interés existentes, por lo que la situación empeora.

Al final entrar en una situación complicada y necesitas solucionar tu problema de impago de hipoteca. La mayor parte de los casos tienen como nexo común que las entidades bancarias suelen incluir una serie de cláusulas en los contratos donde de no pagar las cuotas que se firman en el tiempo fijado, se denuncia a la persona que no paga, metiéndole además en los listados de morosos.

Son situaciones complicadas donde como te decía, lo mejor es solucionar tu problema mediante un abogado especialista en impagos de hipotecas. Ellos son los que te asesoran sobre las posibilidades existentes a la hora de negociar con tu banco, incluso en el caso de que sea posible una dación en pago ante el impago de la hipoteca.

Debemos tener en mente que una de las principales características que tiene una hipoteca es que la garantía del pago es la propia vivienda. Por este motivo, cuando hay una denuncia por impago y se produce la ejecución de la hipoteca, esta se lleva a subasta. En caso del que el bien obtenido en subasta sea inferior a la deuda, el deudor va a poder responder con el resto de los bienes.

Si resulta que existe el aval de alguien más con una propiedad, también se va a responder con esta propiedad. Mi consejo es que es que si te encuentras en esta situación de impago contactes con los abogados de Durán y Durán Abogados, pues tienen a profesionales expertos en el tema que pueden guiarte hacia la mejor solución para el tema y que así las consecuencias no sean tan dolorosas.

En ocasiones es vital una ayuda legal profesional

La verdad es que sin la ayuda de ellos no sé dónde hubiera acabado la situación, pues empezaba a ser cada vez más desesperada. Al final conseguimos tener un calendario de pagos más razonable con el que pudimos ir “sacando la cabeza” poco a poco. Estuvimos unos meses así hasta que finalmente volví a encontrar trabajo y la situación mejoró.

Mi consejo es que si te encuentras en una situación complicada contactes con un abogado que sea especialista en este tipo de situaciones, ellos son los que mejor pueden ayudarte. En muchas ocasiones, cuando no tienes los conocimientos necesarios o no ves salida, lo mejor es pedir ayuda.

Cuando recurres a un servicio así, lo primero que ocurre es que te sientes algo más aliviado, ya que ves que muchas cosas que para ti no tienen solución ves que pueden tenerla y sobre todo que tienes a una persona experta en leyes que va a velar porque tu situación tenga arreglo.

En estos temas la mayoría de la gente tiene los conocimientos justos y tampoco está uno mentalmente como para hacer un curso acelerado de conocimiento hipotecario. Necesitas soluciones y ese era mi caso.

Así que ya sabes, si ves que la situación es de esas que parece no tener salida, recurre a un profesional y no pierdas más el tiempo. Los bancos llevan mal los retrasos y quizás esas indecisiones puedan hacerte perder incluso más dinero. La convivencia se resiente y de verdad, no hay que dejarse la salud en estos casos. Merece la pena que te guíen los profesionales. ¡Mucha suerte en tu caso!