Todos en familia

Tener niños y mascotas en casa aporta muchos aspectos positivos a la familia, pero igual que debemos tener disciplina para niños y mascotas cuando los criamos por separado, debemos tomar otras precauciones cuando se crían juntos.

Una mascota aporta a la familia, además de un miembro más con todo lo que ello supone, un apoyo emocional que ayuda al desarrollo cognitivo del niño, a la adquisición de capacidades relacionadas con la responsabilidad (se trata un ser que depende física y emocionalmente del núcleo familiar) y la capacidad de resolución de problemas que conlleva tener una vida a nuestro cargo Sigue leyendo