Qué hacer en caso de Estrés Postraumático en Niños por Robo en Casa

Recordáis “Solo en Casa” esa divertida película protagonizada por Macaulay Culkin en la que un pequeño Macaulay se quedaba solo en casa y trataba de evitar por todos los medios que unos atolondrados ladrones robaran en su casa…

Pues bien, lo cierto es que lejos de esa cómica realidad navideña, muchas veces los robos no terminan siendo en una comedia de equívocos donde el niño idea un complejo sistema de trampas para cazar a los ladrones.

Y es que, muchas veces lo menos importante de un robo son las cosas materiales que puedes perder. De hecho, por lo general lo mejor en esos casos es llamar siempre a un buen abogado especialista en robos.

Cuando robaron en casa de mi hermana, lo primero que hizo fue ponerse en contacto con Robo Casa donde les llevara el caso un abogado especializado en estas situaciones de robo en el domicilio de Duran & Duran abogados.

Les recomendaron que no tocaran nada y, no solo por las pistas que podemos destruir, sino también para facilitar la labor policial. Así como que esperasen a que llegara la policía antes de hacer cualquier movimiento dentro de la vivienda y una lista con todo lo que detectaban que había sido robado.

Con la ayuda de estos abogados especialistas en este tipo de situaciones el robo, pese a ser una situación muy desagradable se puede resolver con eficacia, el problema es que hay ocasiones en que esas desafortunadas situaciones pueden terminar provocando verdaderos trastornos en lo niños, si por la mala suerte se encuentran en casa en el momento del robo y presencian este tipo de situaciones.

De hecho, en ocasiones no es tan fácil detectar que nuestros hijos puedan ser víctimas de un Trastorno de Estrés Postraumático.

El Estrés Postraumático en los Niños y cómo tratarlo

El trastorno de estrés postraumático y otros síntomas neuropsiquiátricos que es ven después de eventos traumáticos, están relacionados con los síntomas que se presentan durante la respuesta aguda a la amenaza.

De hecho, el trastorno de estrés postraumático, como trastorno, tiene su origen en la persistencia desadaptativa de respuestas apropiadas y adaptativas presentes durante el estrés traumático.

Por otra parte, muchos psicólogos señalan que es importante entender que el estrés durante el desarrollo no es algo necesariamente malo. He hecho, el desarrollo de sistemas neuronales de respuesta al estrés depende de la exposición a los niveles moderados, controlables de estrés. Por lo que, la oportunidad para un niño de controlar su exploración, descubrir y experimentar la novedad moderada es esencial para un desarrollo saludable.

No obstante, cuando los niños se ven expuestos a situaciones traumáticas nos encontramos con un tipo de estrés muy diferente y con una situación más compleja que precisa, muchas veces de ayuda profesional.

Así, si has experimentado esta situación y detectas síntomas o signos como impulsividad, distracción y problemas de atención (normalmente debidos a la hipervigilancia tras el trauma), disforia insensibilidad emocional, evitación social, trastornos del sueño, juego agresivo, fracaso escolar… entre otros podemos encontrarnos ante un caso de Estrés Postraumático con lo que deberemos de valorar diferentes modelos de intervención en el periodo más inmediato.

Es importante tomar primero la debida asistencia médica y luego la necesaria ayuda de un psicólogo que ayudará a superar la tragedia que aún se recuerda.

Si bien, debemos de estar siempre guiados por las recomendaciones de un profesional en este tipo de traumas, es muy recomendable que el niño o niña se enfrente al miedo latente para superar lo vivido. En este sentido, hablar de cómo se siente es muy importante y que el niño o niña sienta el apoyo familiar en todo momento.

Según muchos psicólogos, enfrentar el trauma mejora el pronóstico, mientras que las conductas evasivas lo empeoran. Las víctimas de robo que reciben ayuda tienden a superar los efectos negativos rápidamente, mientras que la repetida victimización las agrava.

En cualquier caso, es esencial el acompañamiento y seguimiento del niño cuando padece este tipo de traumas y, en caso de detectar los síntomas característicos del estrés postraumático no dudar en que acudir a profesionales.