Siempre hay que estar atentos

Parece que es cosa del pasado aquellos robos de los típicos yonkis de los 80 y 90. Ahora ya no se lleva mucho robar a punta de navaja como en los tiempos que los drogadictos robaban para conseguir dinero para su dosis. Esto es un hecho, pero existen otros tipos de robos.

Mi zona es una de esas nuevas que parece que no pasa nada hasta que pasa. Un día estaba yo viendo una película con mi mujer, cuando vino mi hijo llorando que le habían robado el móvil. ¿Qué haces? Pues disgustarte y bueno, dices, total era su primer móvil y tampoco le compré uno caro, pero ya te pones en alerta.

Dos semanas más tarde fue a mi mujer. Esta vez sí que era importante y decidimos denunciarlo. Como tenemos a nuestro servicio a Durán y Durán abogados, les comentamos el caso y nos contaron más cosas sobre este tipo de robos. Como sé que es algo que está a la orden del día, os lo voy a comentar, así sabéis más cosas sobre este tipo de robos.

Es importante que, si tienes un Smartphone, tanto tu patrimonio económico como el intelectual esté a buen recaudo, debiendo usar contraseñas que sean complicadas de desencriptar o acertar. Actualmente, cuando las plataformas de pago cuentan con su propia app para Smartphones, el robo o hurto del terminal, si cuenta con las contraseñas automatizadas a la hora de acceder a las cuentas del banco, puede ser un robo de no solo 400 € sino de mucho más.

Contar con el asesoramiento de un abogado es importante

Ante este tipo de situaciones, lo mejor es ponerse en comunicación con un buen equipo de abogados, ya que te pueden asesorar de forma inmediata como hicieron en Durán y Durán.

En cuanto a tipos de robos los hay de dos tipos:

·         Robo simple

·         Robo agravado: este es el que realizan dos o más personas y puede ser realizado de noche, usando armas o amenazando con su uso, con la cara tapada, etc.

Es bastante importante que tengas claro si has sido víctima de un robo o un hurto. Para ello el abogado te puede defender y ayudar a diferenciar si ha sido una sustracción de un tipo u otro.

Al final, no pudimos dar con el ladrón, algo que en este tipo de robos es francamente complicado, pero al menos no consiguieron sacar dinero o realizar cualquier otra fechoría. Hay que estar con mucho cuidado en estos tiempos con nuestros Smartphone, que además a la mínima pueden costarte un dinero.

El móvil de mi mujer, aunque de buen tamaño y bonito, era un móvil chino que no había costado más de 150 euros, pero puede darse el caso de que a uno le roben un iPhone de 800 euros y el disgusto que te dan es grande.

Lo mejor es estar siempre alerta y tener cuidado de donde deja uno el móvil y mirar bien siempre que esté en los bolsillos o el bolso. Las mujeres especialmente sufren esto, puesto que la mayoría de las veces lo tienen en el bolso y muchos son abiertos, por lo que para los amigos de lo ajeno es más fácil actuar. Así que ya sabes ¡Precaución!