Soluciones a la suciedad canina en las calles

servicio de limpiezas
Últimamente pasear por Barcelona supone todo un acto de fe. Ya no lo digo por la contaminación, los coches o el gran número de personas, sino por la cantidad de suciedad que he visto en las calles provocada en su mayoría por los perros. Ellos los pobres no tienen la culpa, la tienen los dueños descerebrados que lo permiten. Por eso, hago un llamativo a las administraciones públicas para que contraten empresas como Eurobrill, que se dedican a la limpieza de las calles.

Por eso me parece muy bien la idea que han tenido BCMerda! (Barcelona Cultiva Mierda), un movimiento ciudadano que denuncia la suciedad de las calles de Barcelona señalizando con banderitas los excrementos de perro que se encuentran esparcidos por parques, plazas y calles. Está claro que si el Ayuntamiento no se quiere gastar el dinero en un servicio de limpieza en Barcelona habrá que hacer estas cosas.

Y es que ya estoy harto de saltar, esquivar y pisar excrementos de perro cuando salgo los domingos por el barrio de Gràcia a tomar el vermut. Así este grupo de amigos decidió capturar estos molestos complementos , incluso llega a organizar batidas ciudadanas para parques y plazas en busca de excrementos de perro. Una vez localizado el objeto intruso, los voluntarios le colocan un banderín que alerta de su presencia con el mensaje «BCMerda! Hazlo cagar en tu cama», dirigido especialmente a los propietarios de los animales incívicos. Olé por ellos.

En cuanto a los perros, yo lo tendría muy claro, una tasa a todos los dueños y con lo ingresado a pagar los servicios de limpieza en Barcelona, no sólo son las heces que eso cada vez más se recoge sino el orín que lo encontramos en las paredes, rellanos, postes, ruedas, etc. Un asco vamos. Esta denuncia tiene un doble destinatario, «por un lado, el dueño del perro, y, por otro, la Ayuntamiento de Barcelona, que hizo una ordenanza de civismo que busca más una ciudad limpia para el turista que para los vecinos”, explicó Ferrán Gomera, uno de los responsables de esta iniciativa, que la verdad a mí me parece muy bien.

Según ellos, tiene una media de señalización de excrementos con 100 cacas a la hora y acostumbran a hacer una acción a la semana. Unas cifras increíbles.

El objetivo de esta organización es poder crear una red tan amplia como sea posible de brigadas que alerten a los transeúntes de la presencia indiscriminada de excrementos, un problema que se agrava en caso de personas que se desplazan en silla de ruedas y personas con visibilidad reducida. Por eso la contratación de un servicio de limpieza en Barcelona de calidad es imprescindible.

Lo que sí he comprobado es que hay mucha mala educación, podemos gastar lo que se quiera y más en servicios de limpieza eficientes como por ejemplo el de Eurobrill, pero si no se educa en el civismo continuaremos teniendo nuestras calles llenas de latas, papeles, plásticos y demás. Y como los perros no tienen la culpa de nada, es el momento de educar a los dueños, porque está en sus manos.

Deja un comentario