Aprende divertidas formas de educar a los niños en salud dental

Aprende divertidas formas de educar a los niños en salud dental

La salud dental es algo muy importante que se le debe inculcar a los más pequeños de casa, casi que desde el primer momento en el que comienzan a tener su primer diente. Aunque, claro, durante esos meses es tarea de los padres velar por el cuidado de los mismos.

Sin embargo, a medida que los pequeños van creciendo, poco a poco se les va explicando paso a paso la manera correcta de cepillar sus dientes, así se les enseña que hay que cepillarse cuando se levanten, luego de comer y antes de acostarse. El problema es que para algunos niños esta tarea tan normal a veces suele ser un poco aburrida y suelen evitarla.

Y como bien se sabe, es de suma importancia cuidar nuestros dientes para protegerlos de las temidas caries que a largo plazo pueden traer consecuencias no muy agradables para los pequeños. Recordemos que las caries son una enfermedad de los dientes causadas por bacterias que pueden generar dolor, molestias, sensibilidad, oscurecimiento e incluso la perdida de los mismos.

Ahora bien, para los niños quizás es un poco difícil de entender y por eso no están tan al pendiente de su cepillado dental e incluso en algunas ocasiones suelen aburrirse o les resulta una tarea bastante fastidiosa; pero el deber como padres es motivarlos a que tengan conciencia sobre este tema, por eso los expertos en salud bucal de la Clínica Dental Smile me nos cuentan sobre algunas formas divertidas de educar a los pequeños en casa sobre este tema.

Maneras divertidas de incentivar a los niños a cuidar su salud dental

  1. Haz que vean esta tarea como un juego y no como una rutina ¿Cómo? Existen muchas maneras, una es retándolos a una carrera en la que, quien cumpla primero con el cepillado, comenzará teniendo un gran día.
  2. Crea un juego de imitación, si hay algo que a los pequeños les encanta jugar es eso, sobre todo si les dices que cuando crezcan serán como su papá o su mamá. Otra forma de hacer esto divertido es que tanto los pequeños como tú se cepillen frente a un espejo y le digas que tienen que hacer exactamente lo mismo que papá y mamá están haciendo, porque de esa manera lograrán tener una sonrisa hermosa y saludable.
  3. Otra cosa que le encanta a los niños y que no los aburre para nada son los cuentos. Puedes comprarles algunos en donde los personajes se enfoquen en el cuidado dental o para hacerlo un poco más interesante o creativo inventa o crea historias con ellos sobre lo importante, hermoso y bonito que es tener unos dientes sanos sin ningún tipo de caries.
  4. Existen muchos niños que tienen una energía increíble y tener que lavarse los dientes es algo muy aburrido, para estos pequeños puedes comprar un cronometro o reloj de arena y retarlo a que termine la tarea durante tantos minutos o hasta que caiga el ultimo grano de arena.
  5. Una de las cosas favoritas de los niños que no dejan ni a sol ni sombra son sus dibujos animados favoritos y siempre quieren tener todo lo que tenga que ver con ellos, por eso una buena y divertida forma de que sigan la rutina de higiene bucal es llevarlos a la tienda a comprar un cepillo dental de sus caricaturas favoritas.
  6. Cambia el rol de padre por un día, es decir, pídele a ellos que te cepillen los dientes como han aprendido. Es algo muy divertido que además los hace sentir importantes, orgullosos y grandes.
  7. Explícales por medio de marionetas o sus juguetes favoritos porque es importante que los dientes estén siempre limpios.
  8. La música nos encanta a todos, así que otra manera divertida de que los niños se interesen en lavarse los dientes es colocarles su canción favorita durante todo ese proceso. Diles que tienen que cepillarse mientras dure la melodía.
  9. Motívalo siempre que observes que hace el trabajo bien. Una forma de hacerlo es felicitándolo y contándole que cuando sea grande su sonrisa será tan luminosa que llenará de magia cada rincón por el que tenga que transitar.
  10. Es de suma importancia que desde pequeños acostumbres a los pequeños a visitar de forma regular el odontólogo, no solo por el cuidado y la higiene dental, si no también para poder corregir futuros problemas como mala posición o apiñamiento. Entonces, cada vez que toque una visita consíguele un compañero que nunca lo deje solo, el cual puede ser el juguete de su preferencia.

Con todas estas recomendaciones verás que los niños dejarán de considerar esta tarea como algo que es aburrido, sino que incluso hasta podrán convertirla en el momento favorito del día. Además, aparte de estar educando a los pequeños en materia de salud e higiene bucodental, estarás fomentando el pasar tiempo juntos y de calidad.