Los primeros pasos, en la mejor compañía

Los primeros pasos, en la mejor compañía
Los primeros pasos no son los más fuertes, pero aunque tambaleantes, son de vital importancia. Sobre ellos, nuestros niños asientan su forma de andar, de correr y de ver el mundo. Incluso, si nos permitiésemos ponernos un poco poéticos, sobre esos titubeantes pasos se está edificando el futuro de la sociedad en su totalidad. Debemos prestar, por tanto, toda la atención posible a estos inicios. Las primeras andaduras determinan tantas cosas que es vital ofrecer a nuestros niños las mejores comodidades posibles. Lo ideal es buscar buen calzado, no necesariamente de marca pero sí ergonómico, en una zapatería especializada en la que una familia pueda encontrar un desahogo para esos momentos en los que los más pequeños comienzan a desgastar suelas.