Bebé en camino

Bebé en camino

house-insurance-419058_640

Estoy emocionada. Una nueva vida crece dentro de mí y el año que viene, en Navidad, habrá un pequeño más que recibirá regalos de Papá Noel y Reyes. A veces las cosas empiezan a salir bien ¿no? Ahora el problema es nuestra casa, es muy pequeña, no tenemos habitación para el que viene en camino así que tenemos que ir pensando en mudarnos y nos han recomendado que recurramos a Segohouse, una inmobiliaria que por lo visto se portó muy bien con mis primos hace un par de años cuando tuvieron el mismo problema que nosotros.

Me gustaría que la nueva casa tuviera tres habitaciones. La de matrimonio, una para el peque, y otra como despacho. Tampoco necesito que sea muy grande que cuanto más grande es más hay que limpiar. Una cosa que esté bien, normalita. Lo que sí quiero es que tenga mucha luz natural. Odio vivir todo el día a base de lámparas. Me encanta que entre la luz del sol desde las ventanas y haya suficiente espacio como para que ilumine la estancia sin necesidad de recurrir a las 12 del mediodía a la luz eléctrica. Una vez viví en un apartamento en el que no podías prescindir de las lámparas a ninguna hora del día porque daba a un patio trasero por el que ya de por si entraba muy poca loca y encima la casa tampoco s que tuviera grandes ventanales así que imaginaros la situación.

Y el caso es que cada día avanzamos más en el sector de la construcción así que creo que deberían pensar mejor las cosas antes de empezar a poner ladrillos ¿o no? Bueno, ladrillos o lo que sea porque ahora hay una empresa china que fabrica casas con impresoras 3D. Ya no saben qué inventar. Puede hacer hasta 10 casas en 24 horas así que imaginad la reducción de costes que supone eso. Ahora bien, me gustaría a mí comprobar cómo son no vaya a ser que se trate de un panal de abejas.

Pero la verdad es que sería una pasada porque a ver. Si reducen en personal, en materiales, en tiempo, etc. Al final el coste debe ser inferior ¿no? Aunque habría que ver cómo repercute eso en los compradores, cuánto podemos ahorrar comprando una casa construida con una de esas máquinas 3D. Según mis cálculos podríamos ahorrar una auténtica pasta pero claro, luego falta saber qué margen de beneficio quieren llevarse las empresas constructoras porque como algunas se pasan tres pueblos puede que al final el ahorro no sea tanto. Pero bueno, supongo que aún queda muchísimo tiempo de aquí a que ese tipo de construcción se haga globalmente y llegue a España así que por ahora creo que voy a buscar la típica casa normal y corriente a un precio asequible para mi economía.

Deja una respuesta