Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Cómo mejorar nuestro baño, uno de los lugares más complejos de casa

A la hora de realizar trabajos mayores o menores en casa, la decoración se convierte en el tema de discusión central durante un tiempo en el que se decide qué tendencia seguir, cuáles serán los colores a usar, qué hace falta por comprar, qué tenemos y qué nos sirve de eso que tenemos, elegir a quienes harán el trabajo, y otra serie de decisiones que tienen que ver con esa decisión.

En muchos casos, los cambios se generan en los espacios más visibles a los invitados y en los que se necesita más atención para optimizar los espacios según las necesidades de cada persona o grupo familiar. Por eso las primeras opciones de remodelación son las cocinas, los salones y los cuartos principales. Dejando de lado otras zonas que por ser menos utilizadas, pueden parecer menos importantes, los espacios de lavanderos, los cuartos que son muy pequeños y los baños.

El baño, aunque es un lugar que irremediablemente se utiliza muchísimo, aunque por línea general, no es el primero en ser remodelado, por el contrario, usualmente se utiliza en él, el remanente del presupuesto de un trabajo mayor, como la cocina o el salón, a menos que sea estrictamente necesario porque el baño está clausurado o porque exista un trabajo mayor obligatorio en el mismo.

Y la verdad, es que esto no debería ser así, el baño es un lugar en el que pasamos mucho tiempo sin darnos cuenta, lo visitamos un promedio de 6 o 7 veces al día por diferentes períodos y por diferentes razones, y también suele ser uno de los mejores lugares para relajarse, cuando la jornada diaria se nos complicó más de la cuenta. Es por ello que darle una atención especial a ese lugar, puede hacernos mucho más amena la vida en casa.

Es por ello que BañoSpacio nos recomienda tomar en cuenta los siguientes aspectos a hora de hacer trabajos en el baño sean grandes o pequeños, no solamente para que estéticamente sean más llamativos, sino que sean también mucho más funcionales.

Si el baño es pequeño…

En el caso de los baños pequeños, hay que considerar varias cosas, lo primero que debemos saber si es el único baño en la propiedad, o si hay baños que sean aún más pequeños -que puede ocurrir-, con esto nos referimos a que en muchas ocasiones, las propiedades son pequeñas y por ende, el baño lo es. O por el contrario, la propiedad es grande y el baño es pequeño por una mala distribución del espacio, conocer estos detalles nos permitirá ubicar los baños y las funciones que cumplirá cada uno, ya que si es el principal debe ser el más completo, debido a que es el que utilizaran más miembros del grupo familiar; mientras que los baños restantes, serán menos utilizados. Así, estos aspectos son los que debemos tomar en cuenta:

  • Baño principal pequeño: lo importante en estos casos es que esté equipado con lo básico para aprovechar al máximo el espacio. Además, los muebles auxiliares que se utilicen tienen que ser funcionales; algo que no está reñido con la estética.
  • Baño secundario pequeño: si lo piensas bien, sólo vas a necesitar un inodoro y un mueble auxiliar con lavabo. Si quieres aprovechar algo más, las paredes van a ser tu mejor aliado, como, por ejemplo, los armarios ajustables a las paredes o las baldas.

En ambos casos, se recomienda:

  • Decora las paredes de la ducha: ya sea para darle un toque de color, pero también algo más de profundidad al espacio. Es curioso como ciertos papeles para bañeras consiguen este efecto.
  • El color de las paredes sea claro: el blanco siempre será un buen aliado, pero si no lo quieres así, juega con otros que den la sensación de que el espacio sea mayor.
  • El espejo, protagonista: no es necesario que sea de pie, pero sí que esté colocado en un punto estratégico de la estancia, de manera que le dé mayor amplitud. Además, si tienes armarios empotrados, aprovecha para que tengan espejo siempre que sea posible. Eso sí, procura que sean cristales antivaho.
  • Aprovecha el suelo y las alturas: en el primer caso y mediante cajas decorativas, para que sea más bonito, puedes guardar bajo el mueble principal todos los productos del baño (toallas, jabones, cepillos, etc.). Si tienes techos altos, podrás poner baldas, armarios cuadrados pequeños (como, por ejemplo, el botiquín).
  • Ducha, frente a bañera: en baños pequeños no se recomienda poner bañera, ni siquiera cuando hay niños pequeños en casa. De hecho, existen diferentes opciones para que estos se puedan bañar con seguridad y jugar, sin necesidad de que tengas que poner una bañera. Por ejemplo, las mamparas a media altura o las bañeras portátiles, que caben en la ducha.
  • Muebles minimalistas y prácticos: en este sentido, todos los muebles de inspiración nórdica vienen genial para este tipo de espacios, porque combinan a la perfección la utilidad con ese toque de decoración que los hace únicos. Por supuesto, siempre que puedas, hazte con aquellos que tengan varias funciones.

 

Importante: El baño tiene una finalidad muy específica, no sobrecargues el espacio con elementos que no sean de utilidad.

Si el baño es grande…

Ahora bien, los baños grandes son otra cosa, aunque generalmente no son muy comunes. Su amplitud propia, nos permite jugar con diferentes aspectos, los siguientes puntos son importantes para no equivocarnos en la utilización de los espacios:

  • Dejar espacios desangelados: porque le dan frialdad al baño
  • Sobrecargarlo demasiado: porque puede llegar a agobiar

En el caso de los baños grandes, la comodidad es el mayor punto a favor, por lo que lo ideal es ir dividiéndolo por zonas, de forma que cada una tenga una personalidad propia, dentro del estilo de decoración, hacerlo no es tan difícil como pudiera parecer, aquí algunos consejos:

  • Espacio ducha y/o bañera: dependiendo de lo grande que sea el baño, puedes aprovechar para tener tanto bañera como ducha, en el mismo lugar. De esta manera os podéis duchar dos personas al mismo tiempo (por las mañanas se agradece mucho). Esto también resulta muy práctico cuando hay niños en casa, porque se adapta a las necesidades de todas las personas.
  • Espacio lavabo: aprovecha para hacerte con un mueble grande y acorde al estilo de decoración del resto de la casa.

Si se trata del baño principal de la casa, aprovecha para:

  • Que tenga dos lavabos: piensa en las veces que te peleas por tener más espacio cuando te estás lavando los dientes, porque hay una sola cubeta.
  • Un espejo grande o dos pequeños: a la misma altura que los dos lavabos.
  • Uno adaptado para niños: si tienes hijos pequeños, puedes poner un mueble a vuestra altura y otro a la de ellos. Es perfecto para que adquieran los hábitos de higiene de una manera más sencilla.
  • Espacio retrete: como tienes espacio, además de poder elegir el retrete que desees, también puedes poner a tu alrededor un mueble auxiliar en el que puedas guardar revistas, rollos de papel o productos de higiene íntima.
  • Resto del baño: ya que tienes sitio, te invitamos a que pongas una silla o puff de mimbre, por ejemplo, para que te puedas sentar mientras te cambias de ropa o te secas, sin necesidad de tener que hacerlo en otra habitación.

Por último pero no menos importante, hay algunas tendencias para este año que ayudarán a la hora de renovar, decorar o remodelar los cuartos de baño y que no son tan complicadas de seguir.

  • Materiales naturales: tanto para los muebles, como para los sueños. Madera y piedra son los principales.
  • Las paredes con papeles pintados: tanto con motivos florales, como naturales o con formas geométricas. Por supuesto, lo recomendable es que sean papeles que soporten las condiciones de humedad y calor de este espacio de la casa.

Lo ideal es que los baños tengan personalidad propia, pues aunque no sea el espacio más popular, un baño que cubra las necesidades y que además, genere una sensación de bienestar, hace mucho más cómodo el día a día. Lo más importante es que los baños se adapten a las necesidades propias de cada grupo familiar, por lo que lo ideal es que todos participen a la hora de comenzar a trabajar en él, para que todas las opiniones sean escuchadas y así se adapte lo mejor posible a los habitantes del hogar.

Otro punto importante es que no tenemos por qué derrumbar y empezar de cero la construcción de un baño -a menos que sea estrictamente necesario o que económicamente podamos permitirnoslo-, pero siguiendo algunos de estos tips, podemos convertir nuestro baño en un espacio nuevo, con una inversión bastante menor que si hiciéramos trabajos mayores.

Por ello, lo primordial es que sepamos utilizar el espacio de forma efectiva y funcional, incorporando a lo que tenemos elementos que no solamente nos hagan la vida más sencilla, sino que también convierten el cuarto de baño en un lugar estéticamente agradable. No solamente para los miembros de la familia, sino también para quienes van a visitar.

También es importante que tengamos conciencia de que un baño moderno, funcional y con una decoración atemporal, le otorga a la propiedad un valor agregado que en caso de querer venderla, puede ser muy interesante para los posibles compradores y por ende, beneficioso para el dueño de la propiedad.

 

 

Facebook
Pinterest
LinkedIn
Twitter
Email

Noticias relacionadas

Cuando la urgencia requiere un dentista

Normalmente tenemos muy claro que situaciones requieren asistencia sanitaria inmediata. Cualquier tipo de accidente con cortes o fracturas, golpe en la cabeza o enfermedad repentina,

Scroll al inicio