Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Consejos para adaptar una vivienda a personas mayores

A medida que nuestros seres queridos van envejeciendo y haciéndose mayores puede que sea necesario tomar algunas decisiones de importancia entre la familia. Como si pueden valerse por sí mismos para vivir solos, si necesitan a alguien que les ayude con las tareas del hogar, si es mejor que estén en una residencia de ancianos o es conveniente que vivan con los hijos.  

En las opciones por las que la familia se decante tanto por que sigan viviendo en su casa o se trasladen a la de uno de los hijos es importante que la vivienda esté adaptada a sus necesidades para facilitarles el día a día lo máximo posible. 

En este artículo vamos a dar algunos consejos para adaptar una vivienda para personas mayores, para que no tengan ningún tipo de dificultad en su vida cotidiana y evitar los accidentes. 

Adaptar el baño 

El baño es uno de los sitios más peligrosos para personas mayores, ya que en este espacio se producen muchas caídas, especialmente cuando el suelo está mojado o al entrar y salir en la bañera. 

Para que un baño sea seguro para personas mayores es conveniente que tenga una ducha en lugar de una bañera. Al estar en el mismo nivel que el suelo es mucho más cómodo para los ancianos tanto entrar cómo salir. 

Si en el baño de la vivienda que van a habitar no cuenta con ducha hoy en día los expertos en albañilería realizan cambios de bañera por plato de ducha en muy poco tiempo, incluso en un día, y el presupuesto necesario no es muy elevado. 

También es aconsejable instalar barras de apoyo para que puedan entrar o salir de la ducha con mayor seguridad. Otro artículo que viene bastante bien son las alfombrillas antideslizantes ya que se cuenta con mayor sujección y evitan en gran medida los resbalones. 

Dormitorio y cama articulada 

El dormitorio es un espacio muy importante, ya que en esta habitación pasarán bastantes horas. Es conveniente que no haya mobiliario que dificulte el paso por la habitación y también sería aconsejable evitar las alfombras, ya que es un elemento que ocasiona muchos tropiezos. 

También la cama es de vital importancia. Los expertos recomiendan para ancianos las camas articuladas. “Las camas articuladas proporcionan a los mayores mayor seguridad y comodidad. Se pueden colocar a la altura que le sea más cómoda a cada persona. También se puede levantar la parte de la espalda o de las piernas, en función de las necesidades de cada mayor o paciente”, indican desde la empresa Cuidaria, compañía que vende y alquila  diferentes artículos que facilitan la vida de personas con movilidad reducida o dependencia. 

Evitar las escaleras 

En la vivienda que vayan a vivir es conveniente evitar al máximo las escaleras. Si se trata de una casa con varias plantas sería oportuno habilitar una estancia en la planta en la que se encuentre la cocina y el baño como habitación, para que puedan desarrollar su vida cotidiana en el mismo nivel sin tener que subir y bajar escaleras.

Colocar todos los alimentos y productos necesarios al alcance 

Este es un consejo muy fácil de aplicar y se trata de colocar todos los alimentos y productos necesarios al alcance. Es decir, por ejemplo, en la cocina poner todos los alimentos que suelen tomar en las baldas de las estanterías a las lleguen fácilmente sin que tengan que subirse a sillas o tener que forzarse demasiado para poder alcanzarlos.

Contratar un servicio de teleasistencia 

También es una buena opción para que las personas mayores se sientan más seguras contratar un servicio de teleasistencia. Es una medida de prevención y de ayuda en caso de accidente. 

Existen servicios de teleasistencia privados o públicos, financiados por organismos o entidades públicas. En ambos casos se trata de un dispositivo que está conectado a la línea telefónica que permite contactar con el servicio de teleasistencia de manera rápida. Normalmente este servicio suele contar con una especie de mando con un botón y una correa para que las personas que han contratado la asistencia lo cuelguen del cuello o lo tengan siempre a mano para que en caso de emergencia o accidente puedan pulsar rápidamente. Al pulsar en el botón contactarían con el servicio, si no contestan a las llamadas los asistentes avisarían a los servicios de emergencia o si es necesario profesionales de la plataforma se desplazarían hasta la vivienda para conocer qué ha ocurrido. 


La teleasistencia es un servicio que aporta grandes beneficios para todos los usuarios y se trata más bien de una medida de prevención y para combatir la soledad que sufren muchos mayores. Por estos motivos son cada vez son más los usuarios interesados. Por ejemplo, en Madrid desde el Ayuntamiento quieren extender la teleasistencia para poder llegar a 90.000 mayores más. Y es que se trata de un servicio de gran utilidad.

Facebook
Pinterest
LinkedIn
Twitter
Email

Noticias relacionadas

Buscando ayuda con la terapia

En algún momento de la visa, todo el mundo, como nos comentan desde psicoarmoniaemocional.com, nos podemos llegar a sentir con ayuda para poder ir solventando

Scroll al inicio