Cuidado con los niños en la piscina

Cuidado con los niños en la piscina

En el caso de que pensemos en llevar a los niños a la playa o piscina el fin de semana o en las vacaciones de verano, hay que tener bastante precaución en lo que respecta a la protección de la piel bajo el sol, pero hay que intentar que los momentos en los que hay juegos en el agua sean seguros y no solo divertidos.

Vamos con algunos consejos:

Preparación a los niños

No existen dudas, el saber que los niños pequeños tienen consciencia de los riesgos que van a implicar el agua y que sepan nadar, lo que nos va a dar una serie de serenidad, permitiendo el disfrute de la piscina de forma totalmente tranquila. De todas formas nunca hay que dejarles solos y es preciso bañarse con ellos o estar próximos a ellos para poder actuar si ocurre algo.

Por otra parte, siempre, como tienes que asegurarte de que los pequeños usen protector solar hasta cuando se encuentren en el agua. El sol va a reflejarse en ella y puede crecer la incidencia mientras nos bañamos.

El fondo de la piscina y su cuidado

Se debe atender al fondo de la piscina, aunque sea para niños, pues a ellos les encanta sumergirse para ver cómo es dicho fondo. No hay que prohibírselo, pero si asegurarse de cómo pueden mejorar de mejor forma la apnea.

Vigila el que no coman

Es también de lo más recomendable verificar las condiciones de salud, por lo que es mejor no bañarse después de comer. Esta regla si se debe aplicar a ti y no hay que beber antes o después del baño.

Evitar las clásicas zambullidas

No es sencillo, pero es importante de cara a que se eviten accidentes. Puede que nos parezca una limitación para entretenerse a los niños, lo que es una precaución de lo más importante para que no se convierta un día de ocio en la familia como algo nocivo.

Piscina protegida

Como nos dicen desde los profesionales de suiteisabela.com, si contamos con una casa que tenga piscina, hay que estar seguro de tomar las precauciones necesarias, asegurándose con que la piscina esté cerrada y así no poder acceder a ella en soledad.

Se puede elegir que se cubra cuando no se use, además de evitar que se dejen los juguetes en su interior para no meterse en el agua solos.

Vigila los centímetros

Los niños de reducida edad, pueden tener una serie de problemas e incluso que pueden terminar en ahogamiento. Por todo ello, es necesario que el agua de la piscina no le cubra por encima de su barriga cuando esté de pie.

Esto también vale para el mar, por lo que siempre es buena idea asegurarse de que estamos en una zona plana, con el mar tranquilo y donde el agua no debe cubrir por encima de la barriga.

No los pierdas de vista

En el momento en que los niños deseen jugar en el agua hay que estar con ellos cuando son pequeños. Los más mayores pueden jugar solos, aunque siempre teniendo contacto visual con ellos, además del auditivo. Esto puede permitir actuar de manera rápida si el niño sufre cualquier suceso en el agua donde haya que intervenir.

En estos casos si tenemos que ausentarnos, aunque sea por unos solos segundos, lo mejor es pedirle a otro adulto que vigile a los pequeños.

Los más pequeños de 0 a 5 años

Estos tienen que estar en el agua solo cuando exista la presencia física de un adulto responsable. Nada de otros niños, aunque sean mayores.

Salvavidas

Sea en el mar como en las piscinas, es necesario que el socorrista se encuentre presente.

Descubre los peligros del sitio

No vamos a dejar a los niños solo si se piensa que pueden existir en pequeños sitios de agua próximos o que no seamos conscientes del entorno o por escaso tiempo.

Algunos ahogamientos a edad temprana suceden a causa de que los niños lo que hacen es salir de su jardín o del de los otros, explorando en el entorno y sin que los adultos con responsabilidad lo sepan.

Esperamos que después de todo esto, sepamos qué hay que tener en cuenta o valorar, cuando se trata se tener las debidas precauciones a la hora de afrontar el que los niños se encuentren en la piscina. No nos olvidemos que obviar muchos de estos consejos puede terminar provocando graves problemas.

Si te parece útil, no dudes en compartirlo con tus familiares y amigos, así más gente tendrá estos conocimientos que pueden llegar a salvar accidentes.