Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Limpieza en los hogares con mascotas

Cuando se tienen mascotas en casa, la limpieza es uno de los factores que se deben tomar en cuenta no sólo para la convivencia de los habitantes del hogar, sino también para la salud de todos.

Los animales son una fuente de alegría, amor y buenas experiencias cuando son deseadas, pero estas requieren de atención no solamente en lo que se refiere a alimentación y afecto, sino que la limpieza de ellos y de sus espacios, son necesarias para que su salud y la de los humanos que hacen vida juntos en el lugar, el problema es que asumir la limpieza de espacios con mascotas de forma tradicional, es un error.

Limpiar en un lugar con animales, requiere de una especial atención a los cómo y los con qué, pues así como los seres humanos tienen reacciones alérgicas a cierto tipo de productos, los animales pueden reaccionar mal de igual forma, pero eso no significa que se deba ser descuidado a la hora de mantener la pulcritud del hogar.

Con la ayuda del Servicio Doméstico Sant Pau, conoceremos los aspectos a tener en cuenta a la hora de la limpieza del hogar cuando se tienen mascotas.

Limpieza general en casa

Así como los humanos tenemos espacios, pertenencias y particularidades, los animales también las tienen y son parte de los elementos que se deben considerar a la hora de la limpieza general en casa, pues estos son los focos a los que debemos aprender a adaptarnos, para ello podemos seguir los siguientes consejos.

  • Conserva sus elementos limpios

Este punto es fundamental para que los peludos estén sanos y se pueda mantener la limpieza de los espacios. Aunque no es necesario lavar el comedero y bebedero todos los días, sí es necesario que se haga por lo menos 3 veces a la semana, para evitar la acumulación de bacterias, y hasta moho.

En relación a la ubicación de estos, se recomienda que no se coloquen en la cocina, pues estos siempre quedan con restos de saliva y pelo, y para prevenir accidentes con la comida de los humanos, es preferible minimizar los riesgos ubicándolos en un lugar más ventilado.

Si la mascota tiene una camita, lo ideal es que esta sea de un material impermeable sencillo de limpiar, si es una de tela, lo ideal es que sea lavada por lo menos cada 15 días, para así evitar los ácaros.

  • Combate el mal olor

Los hogares con mascotas deben prestar atención a los olores que estas producen, pues de no atender esto, el mal olor puede ser difícil de eliminar. Para eso, el primer paso es bañar al animal constantemente -un punto del que hablaremos con más profundidad más adelante-.

Sin embargo, los mejores aliados para evitar los malos olores pueden ser elementos como el bicarbonato de sodio, el vinagre o incluso el alcohol para limpiar muebles y otras superficies a fondo; otra cosa que puede ser útil es combinar estas sustancias con limón o un desodorante natural muy potente.

En el mercado se encuentran sprays que no solamente son aliados a la hora de eliminar los malos olores hechos de productos naturales no tóxicos y que además de tener olores agradables, sirven para prevenir pulgas, algas y ácaros. Lo que son una buena opción para ambientar el hogar luego de realizar una limpieza profunda.

  • Cuida tu sofá de la suciedad

El sofá es uno de los lugares favoritos de los animales, pero para mantenerlo lo ideal es contar con un protector para evitar las manchas y la acumulación de pelo, el cual se recomienda que sea lavado por lo menos una vez a la semana, de forma de mantenerlo limpio y sin acumulación de suciedad.

En cuanto al cuidado del sofá, lo ideal es utilizar la aspiradora una vez a la semana para eliminar todo el residuo de pelo que pudo haber quedado, aún utilizando el protector: otra opción, es comprar un pequeño mueble que sea específicamente para el uso del peludo, al que se le mantienen las mismas medidas de limpieza, aspirar y lavar las fundas o protectores semanalmente, y usar los ambientadores de los que hablamos en el punto anterior.

  • Atención a las fechas de muda de pelo

En esta época del año, los residuos de pelo son constantes lo que puede ocasionar alergias y mucha más suciedad en casa, por lo que lo ideal es atender la limpieza de forma especial en este tiempo. En este punto se recomienda utilizar la aspiradora en los lugares donde el peludo pase más tiempo, la frecuencia dependerá de la cantidad de pelo que se vea, recomendamos hacerlo día de por medio para evitar demasiada acumulación.

También es importante que si se trata de un animal de pelo largo, sea cepillado constantemente pues de esa manera la caída de pelo será más controlada y por línea general se disminuirá un poco.

  • Cuidado con los productos

Así como los humanos podemos tener reacciones alérgicas a ciertos productos, los animales también y ellos no pueden comunicarse con nosotros para decir lo que está pasando, por lo que se debe tomar en cuenta los productos que se utilizaran en la limpieza.

Conocer que hay algunos que son peligrosos, dependerá de la investigación que se haga con el veterinario para que nos indique, según la particularidad del animal, pues pueden tener necesidades especiales para evitar problemas puntuales de salud. Sin embargo, compartiremos una lista de productos que son tóxicos a nivel general y que debemos evitar a como dé lugar:

  1. Amoníaco: Daña las membranas mucosas, predispone y empeora el asma. Es muy importante que siempre que lo uses, tengas tanto puertas como ventanas abiertas, para que los gases que emite puedan salir. Hay muchos accidentes domésticos con él, así que ten mucho cuidado.
  2. Amoniaco + lejía: Una combinación que genera un gas muy peligroso que puede ser letal para las mascotas, pero también para las personas. ¡Nunca hagas esta mezcla!
  3. Formaldehído: Es un compuesto químico muy potente para las bacterias. Se encuentra en jabones, detergentes, desinfectantes, ambientadores y en otros productos, por ejemplo, de higiene personal (quitaesmalte, desodorantes,etc). Debes tener en cuenta que es carcinógeno y que también empeora y fomenta al asma.
  4. Cloro: Lo encontramos en desinfectantes, limpiadores de baño, lavavajillas, detergentes para la ropa y blanqueadores. Los síntomas que provoca son: mareos, náuseas, vómitos  y edema en la laringe.
  • El baño

Este punto es muy importante en la salud del animal y por ende de la familia en general. Sin embargo, es fundamental que se converse con el veterinario sobre la frecuencia del baño y los productos que deben ser utilizados según las características propias del animal.

Lo ideal es crear una rutina de limpieza que evite que el olor natural del animal se haga muy presente, lo cual, depende de la raza y del tipo de vida que se lleve, por ejemplo, si es un animal que sale constantemente a playa o montaña, requiere de una rutina especial.

  • Ventila los espacios

Algo fundamental para que se respire un ambiente fresco es que ventiles a diario tu casa, mantener las ventanas abiertas hará que se los malos olores se queden encerrados en el espacio. Esto debe hacerse constantemente, incluyendo en el verano y el invierno que las temperaturas hacen que se utilicen los aires acondicionados y la calefacción.

  • Simplifica tu vivienda

El mantenimiento de un hogar depende de la cantidad de cosas que se tengan y de cómo son. Por lo que si se tiene o se piensa tener una mascota, lo ideal es contar con mobiliario sencillo de limpiar y de movilizar.

En el caso del mobiliario como sofás o butacas, se recomienda que sean de telas sencillas de limpiar y mantener, de tener alfombras, lo ideal es que estas sean lavadas a profundidad por lo menos una vez al mes.

  • Limpieza del suelo.

En el caso particular de los pisos lo ideal es barrer constantemente, de ser posible con día de por medio para evitar la acumulación de pelo y polvo. A su vez, utilizar productos con olores suaves que no produzcan malestar en los peludos.

Lo ideal es contar con productos que no dañen los suelos, pero que también sean a prueba de mascotas, el veterinario puede indicar algunos productos, así como también se pueden encontrar en las tiendas de mascotas, la mejor recomendación es que sean productos neutros, es decir, que puedan ser utilizados en todos los tipos de piso.

Las rutinas de limpieza cambian cuando se tiene un animal en casa, sin embargo las modificaciones no son demasiadas y de hacerlas de forma constante, el tiempo invertido en ellas es muy poco. Cumplir con ellas hace que tanto nosotros como las mascotas estén sanas y felices.

Lo importante es que las rutinas se adapten a la realidad de cada familia y al tipo de mascota que se tenga, hay algunas que requieren de más atención y algunas que necesitan de menos, lo que es fundamental es que se cuenten con los materiales indicados y con la disposición de hacer las cosas para cuidar a todos los miembros de la familia.

Facebook
Pinterest
LinkedIn
Twitter
Email

Noticias relacionadas

Buscando ayuda con la terapia

En algún momento de la visa, todo el mundo, como nos comentan desde psicoarmoniaemocional.com, nos podemos llegar a sentir con ayuda para poder ir solventando

Scroll al inicio