Los alimentos más adecuados para cuidar la salud bucal del niño/a

Es esencial fomentar buenos hábitos de higiene bucal en los niños desde muy temprana edad.

Conforme a que comiencen a salir en la primera dentición dos dientes que choquen entre sí, se debe comenzar ya a cepillarse los dientes. Es más, nada más hacer el niño, es conveniente que su madre ya le frote suavemente las encías con una gasa húmeda, para quitarle restos de leche y saliva y evitar que se acumulen.

Sin embargo, la higiene bucal no sólo se limita a lavarse los dientes diariamente y cuando acaban de comer, sino en llevar una correcta alimentación.

Al seleccionar alimentos que proporcionen los nutrientes adecuados, puedes ayudar a fortalecer los dientes de tus hijos en cada bocado que dan.

Además, es conveniente saber qué tipo de alimentos que, en exceso, podrán dañar el esmalte de sus dientes.

¿Cuáles son los alimentos más adecuados para cuidar la salud bucal del niño/a?

Los dientes necesitan una variedad de minerales y vitaminas para ayudar a mantener la salud oral. A continuación, vamos a indicar cuáles son los esenciales para la salud bucal y general del niño, su impacto en el cuerpo humano y cuáles son los alimentos ricos en ellos.

  1. Vitamina B3 (niacina): La deficiencia de B3 puede provocar mal aliento y aftas Los alimentos ricos en esta vitamina son el pollo y pescado.
  2. Vitamina B2 (riboflavina): La deficiencia de B2 puede provocar aftas. Está presente especialmente en la pasta, las espinacas y las almendras.
  3. Vitamina B12: La escasa presencia de la vitamina B12 en la nutrición tanto adulta como infantil, también pueden provocar aftas. Está muy presente en carne roja, hígado de pollo, cerdo, pescado y productos lácteos.
  4. Vitamina C: La deficiencia de vitamina C puede provocar sangrado de las encías y dientes flojos. Su presencia es notable especialmente en alimentos como las batatas, los pimientos rojos crudos y las naranjas.
  5. Vitamina D: Estimulan el crecimiento de huesos y dientes fuertes. Está en la leche, yemas de huevo y pescado. También se puede absorber en el cuerpo tomando cantidades moderadas de sol.
  6. Vitamina K: Fortalece los huesos y los dientes, y es esencial para la coagulación de la sangre. Tiene gran presencia en brócoli y verduras de hoja verde.
  7. Calcio: permite el fortalecimiento de los dientes y huesos. Es conveniente tomarlo mediante productos lácteos, frijoles, brócoli, nueces y ostras.
  8. Hierro: La deficiencia de hierro puede provocar inflamación de la lengua y llagas en la boca. Está presente en carnes rojas, aves de corral, pescado, cereales fortificados, algunas verduras y frutos secos.
  9. Fósforo: permite tener huesos y dientes sanos, y equilibra los niveles de pH de su cuerpo. Los alimentos ricos en este mineral son la leche, los granos y la carne magra.
  10. Zinc: proporciona unos dientes y huesos fuertes. Los mariscos, la carne y el hígado, son ricos en zinc.
  11. Magnesio: Esencial para la salud ósea. Están presentes en las verduras verdes, las legumbres y las nueces.
  12. Potasio: Promueve la densidad mineral y previene la pérdida de calcio. Deben consumirse especialmente frutas y verduras para enriquecerse de este mineral.

Bebidas recomendadas para una salud bucal infantil sana

Cuando se trata de bebidas, ¡el agua es el claro ganador! El agua tiene un pH neutro y hace un excelente trabajo al lavar los alimentos, las bacterias y la placa de la boca. Además, una hidratación adecuada es esencial para la producción de saliva.

Otras bebidas amigables con los dientes incluyen leche y té verde.

La leche contiene vitamina D y calcio, que son esenciales para los dientes sanos.

El té verde contiene polifenoles, que reducen las bacterias, y flúor que fortalece los dientes.

El zumo de arándano, si no está endulzado con azúcar, también puede ser una opción saludable. Los arándanos son ricos en antocianinas que actúan para prevenir el crecimiento de bacterias.

Los profesionales de Aqua Dental recomiendan que debes evitar dar a tus hijos zumos de frutas, refrescos carbonatados y bebidas deportivas o energéticas. Estas bebidas son altamente ácidas, lo que erosiona el esmalte de los dientes y, a menudo, contienen altos niveles de azúcar, lo que promueve el crecimiento de placa y bacterias.

Complementa la alimentación saludable con revisiones regulares

Es importante apoyar hábitos alimenticios saludables con revisiones regulares y limpiezas dentales. Una buena higiene bucal comienza con lo que nos metemos en la boca pero no se detiene ahí.

Si tienes preguntas adicionales sobre la salud oral de tu hijo o los tipos de alimentos y bebidas que debes proporcionarle, es conveniente que consultes con tu pediatra o dentista.

Facebook
Pinterest
LinkedIn
Twitter
Email

Noticias relacionadas

Scroll al inicio