Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Rehabilitar la vivienda, una actividad fundamental sobre todo para los peques

Toda la familia necesita vivir en una casa o piso que sea confortable, que cumpla con nuestras necesidades y en la que, en resumidas cuentas, existan argumentos para ser felices. Este es uno de los factores más importantes para poder enfrentarnos a la vida con una sonrisa y la verdad es que, por desgracia, todavía hay mucha gente que no lo tiene a favor y que se tiene que conformar con una vivienda que cumple lo básico… o ni siquiera con eso. Hay que tener claro que la vivienda es la pieza angular sobre la que va a girar el resto de nuestra vida.

En España, hay mucha gente que no cuenta con la mejor de las viviendas por el hecho de que se ha quedado obsoleta. Y eso es un problema que puede llegar a ser grave si no se trata a tiempo. Pensémoslo bien: una vivienda en la que pase el tiempo sin que ninguna reforma sea acometida en su interior puede presentar numerosas diferencias, y no solo superficiales, que son las que se suelen ver. También pueden ser estructurales, algo que ya no pone en jaque solo la imagen del lugar, sino también su seguridad.

En eldiario.es se estableció una especie de mapa de edad de cada edificio que se encuentra en España. En la noticia se comenta que, aunque hay muy pocos edificios en el país que fueran construidos antes de 1950, sí que es cierto que hay un gran volumen de casas y pisos que fueron levantados entre 1950 y 1970. Como veis, en ese caso, el edificio más moderno ya tendría 53 años y es prácticamente imposible que no necesite una reforma urgente. Medio siglo es mucho y la verdad es que la cantidad de problemas que puede tener un inmueble a lo largo de todos esos años es demasiada.

En otra información, en este caso publicada en la página web Idealista, se manifiesta que una de cada dos viviendas españolas tiene ya una edad superior a los 40 años. Sin duda, es un dato que nos debe poner en alerta porque ejemplifica claramente que el parque de la vivienda española está bastante anticuado y necesita mejoras de todo tipo. Es por eso por lo que la rehabilitación de edificios se ha convertido en una actividad bastante habitual en el interior de nuestras fronteras. Tanto es así que es esa rehabilitación la que ha impulsado un sector como el de la construcción, que había perdido mucho fuelle con la crisis de 2008 y que ha vuelto a crecer.

La seguridad de los edificios es un aspecto que no debe ser nunca olvidado por los organismos competentes en dicha materia y por los propios propietarios, que son los principales beneficiados de que sus viviendas sean cómodas y seguras. Nos cuentan en Priburgos, especialistas en reformas, interiorismo y decoración en Burbos, que los últimos años y los que están por venir están deparando bastante trabajo en esta materia porque los edificios españoles están bastante obsoletos en general y requieren de inspecciones e intervenciones que revisten carácter de urgencia. Se trata de una situación que es común a prácticamente todas las ciudades del país y en cuya solución se está trabajando también en las diferentes zonas que componen nuestro territorio. Nos alegra que sea así porque de la creación de ese hogar más cómodo y seguro se benefician especialmente los más pequeños y pequeñas, que necesitan espacios más diáfanos para poder jugar y disfrutar.

Otros países nos llevan la delantera en este asunto 

España, eso sí, no ha tenido esta cultura de reforma y rehabilitación de edificios hasta que no ha sido elemental llevarla a cabo. Aquí siempre hemos sido más de hacer primeras construcciones. Sin embargo, otras naciones como Francia, Alemania o el Reino Unido apostaron ya desde hace décadas por esa serie de reformas y rehabilitaciones y están mucho más familiarizadas con el asunto. Por suerte, la mentalidad ha cambiado en España y ahora sí que estamos trabajando para equipararnos a los países de nuestro entorno.

Quizá lo que hemos comentado en el párrafo anterior sea una de las cuestiones por las cuales siempre se ha dicho que la calidad de vida en Europa es más alta que la que tenemos en España. Obviamente, esto depende también de otro tipo de factores (como el sueldo, por ejemplo) pero está claro que la seguridad y la comodidad de nuestra vivienda también es algo que tiene mucho que decir al respecto del tema sobre el que hemos venido hablando.

Estamos convencidos de que, en unos años, ese afán por rehabilitar edificios permitirá que la vida de los españoles en su hogar sea mucho mejor y esté a la altura de lo que se espera. Muchas de las personas que ya han rehabilitado su edificio o vivienda ya se están aprovechando de las ventajas que ello conlleva. Hay que seguir su ejemplo.

 

Facebook
Pinterest
LinkedIn
Twitter
Email

Noticias relacionadas

Buscando ayuda con la terapia

En algún momento de la visa, todo el mundo, como nos comentan desde psicoarmoniaemocional.com, nos podemos llegar a sentir con ayuda para poder ir solventando

Scroll al inicio