Una fiesta con mascotas

Una fiesta con mascotas

Vivimos una época en la que estamos acostumbrados a celebrarlo todo. Y hacemos bien. Aunque es cierto que en los últimos años se nos ha ido de las manos. Sobre todo cuando hablamos de fiestas de los niños. ¡Qué barbaridad¡ Si eso ya parece hasta Nochebuena o Navidad. Ahora bien, hay que tener mucho cuidado cuando organicemos fiestas con mascotas de por medio. Y es que hay que pensar que son seres vivos que no saben qué ocurre. Por eso, os vamos a dar una serie de consejos para no tener que llevarse las manos a la cabeza.

Ojo con la comida

Lo más importante en una fiesta es la comida. España es un país donde todo lo que se celebra se hace con gastronomía. Por eso, tenemos que tener cuidado en las fiestas porque siempre hay comida de sobra. Y claro, son muchos los invitados que lo que quieren es darles de comer. Pues no, Hay que evitarlo. Y es que muchas veces tenemos la tentación de darles sobras o compartir con ellos nuestros alimentos.

Si queremos darles algo especial porque es un día de fiesta, existen muchas alternativas adecuadas nutricionalmente para ellos, que les entusiasmarán y también les alimentarán sin causarles ningún daño. Pero evita darles las sobras o comida en exceso por ser un día festivo.

Fiesta de disfraces

Si haces una fiesta de disfraces, tienes que hacer que nuestra mascota se involucre. No tengas miedo a disfrazar a tu perro. En Idea de Fiestas puedes encontrar un montón de detalles para tus mascotas. La verdad es que está demostrado que estos elementos no vienen ni bien ni mal a nuestra mascota. También debes concienciarte de que, si le das la murga a tu perro con uno de estos accesorios, lo más normal es que acabe quitándoselo y haciéndolo presa de sus colmillos. Así que despídete del adornito de marras y mucho cuidado con que no esté fabricado o pintado con un producto tóxico para nuestra mascota. Aunque normalmente estos disfraces siempre van ya preparados para las mascotas de nuestra casa.

Invitados

Todas las fiestas tienen invitados, incluidas las de cumpleaños donde hay perros. Piensa en quién quieres invitar y si el grupo que se forme creará un buen ambiente. Normalmente, los perros tienen grupos de amigos formados en los parques en los que juegan, pero puede que haya un perro que cree conflictos con otros. Así que lo mejor es que si van a venir más perros, que conozcas a los que vendrán. Algo igual que si harías con tu propio hijo.

Ambiente tranquilo

Lo mejor es que crees un ambiente tranquilo y de calma, lo que tienes que hacer es trasmitir tranquilidad con tus palabras y tus actos, eso se transmite de humano a perro muchas veces. Actúa de manera normal. Intenta si puedes, tapar un poco los ruidos de los fuegos artificiales con la televisión o la radio. Ojo, no la pongas a un volumen excesivo. Esto distraerá la atención del perro. Aunque de los petardos, vamos a ampliar ahora la información, porque es un tema delicado.

Nunca petardos

Lo que nunca tiene que haber en una fiesta es petardos. Y es que lo que más altera a perros, gatos o pájaros son los petardos y cohetes. Solo hay que ver lo que pasa en Navidad donde cada vez son más las ciudades que lo prohíben. Pero si no podemos, lo que tenemos que hacer es empezar a tenerlo siempre supervisado, especialmente cuando estás fuera de casa. Nunca le dejes suelto y es buena idea que le pongas una identificación suplementaria al microchip que se vea a simple vista. Aunque lo que mejor sería es que avisáramos a nuestros invitados de que no tiren cohetes, que esto no son las Fallas de Valencia.

En este tipo de fiestas, nuestra mascota necesitará un escondite para refugiarse y estar cerca de él puede ayudar. Podemos intentar distraerle antes de que su ansiedad se dispare pero una vez lo ha hecho, debemos dejarle tranquilo, no es bueno sobreproteger al animal.

Cuidado con los adornos

En las fiestas se suele decorar todo. Pues en este aspecto también hay que tener mucho ojo. Hay plantas y detalles de decoración que pueden resultar dañinos para un perro o un gato. Y, en el caso de aquellos más propios de la Navidad, hay que hacer un apunte aparte sobre las plantas y flores propias de estas fechas.

Ahora ya sabes mucho más sobre el comportamiento que hay que tener con nuestras mascotas cuando se organicen fiestas. ¿Te animas a organizar una?