Convierte ropa de niños en ropa para perros

ropa para perros

Fácil y rápido. Reciclando la ropa de nuestros bebes, le podemos hacer ropa a nuestros perritos, y así ahorramos y ellos se ven preciosos. No es una locura es algo que llevo haciendo muchos años, desde que compró la ropa en HHG y luego me da pena tirarla, así que decido reciclarla para las mascotas. Os cuento cómo lo hago.

Tenía unas cuantas camisetas que no usaba y no sabía qué hacer con ellas. Todas ellas compradas en una tienda de mayoristas de ropa, así que me puse manos a la obra. El patrón para crear esta estilosa prenda puede obtenerse a partir de un sencillo cartón. Hay que tomar las medidas del cuello y del vientre canino y trasladarlas a la cartulina. Después, se trazan dos círculos con un vaso y se recortan. Estos agujeros serán utilizados para sacar las patas delanteras del perro. Es sencillo si pones atención.

Te lo repito, por pasos. Coges las camisetas, las conviertes en un tubo y las coses los laterales. A la hora de ponerte con la máquina de coser lo que tienes que hacer es darle la vuelta a la camiseta. Lo coses recto. Si necesitas marcar con una regla, hazlo. Así no te pasarás ni te quedarás corta. Primero coses un lado, y luego otro. Así de rápido y de fácil. Luego tienes que recortar las mangas, para que no queden largas. De esta manera tan sencillas vas a conseguir llevar a la última moda a tu mascota, y además, llevando algo que es muy tuyo.

Luego tienes que calcular la medida de tu perro. Se lo pones encima y lo calculas. Teniendo en cuenta que tendrás que hacer agujeros para que pueda meter las cuatro patas. Una alternativa consiste en recubrir estos huecos con las mangas de un jersey de lana viejo. De esta forma, la sudadera se transformará en una prenda aún más calientey tu mascota estará supercontenta.

Si tu perro es muy pequeño puede estar de enhorabuena. Una simple manga de un jersey viejo de cualquier miembro de la familia puede transformarse en una estilosa prenda para un animal chico. Es tan simple como cortar los agujeros para las patas delanteras y luego ajustar al cuerpo. También se puede transformar un calcetín o un leotardo en ropa. Es algo muy parecido, pero en este caso se trata de aprovechar un calcetín desemparejado o roto por su extremo para crear un bonito jersey canino.

Y no nos podemos olvidar de la lluvia. Además este año que nos avanzan que será muy lluvioso. Por eso, no debe faltar en el armario un chubasquero. Le resguarda de la lluvia, evita resfriados en el animal y protege al peludo amigo de las enfermedades en sus articulaciones, como la artrosis. Las alternativas van desde usar una sencilla bolsa impermeable para el can, hasta adaptar un abrigo viejo con velcro a las dimensiones de la mascota. Pero eso os lo mostraré otro día.

Como puedes comprobar, con una simple visita a una tienda de mayoristas de ropa de mujer puedes luego tener la suficiente ropa en tu armario para hacer vestidos y ropa a tus mascotas. Va a ir cómodos, superchulos y además con algo muy tuyo. Espero que te haya gustado y que te sirva de ayuda.

Deja un comentario