Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Cómo las macotas pueden ayudar a la convivencia en pareja?

Sabemos que las mascotas traen múltiples beneficios a nuestras vidas, no solo son otro miembro más de la familia llenándonos de compañías, amor, risas y buenos momentos, sino que también el tenerles cerca reporta muchas ventajas a nivel físico y mental, pero, quizá, lo que no sabías es que reportan los mismos beneficios a las relaciones en pareja.

De hecho hay variados estudios en el tema que afirman que puede ser un elemento positivo que refuerza y mejora los lazos en pareja. Si quieres enterarte como, sigue leyendo.

Tener una mascota aumenta el nivel de compromiso

Las parejas que deciden adoptar a una mascota en conjunto, inmediatamente aumentan su nivel de compromiso, no solo con el nuevo miembro de la familia a quien deberán cuidar y proveer, sino también con la otra persona, al asumir una responsabilidad que ahora será de ambos. De hecho, esto sería una decisión muy parecida a la que se toma cuando uno se quiere mudar juntos o tener un hijo (eso sí, quizá a menor escala).

Hay que pensar que esta mascota les necesitará a ambos para comer, salir a pasear y recibir la atención que estos dulces animalitos merecen y al adoptarle estas sumiendo esa responsabilidad de estar ahí a través del tiempo sin importar que. Entonces, es como asumir también la responsabilidad de mantenernos al lado de la otra persona por todo ese tiempo, siendo una decisión de la que después uno se puede deshacer así como si nada y de la noche a la mañana sin ningún tipo de consecuencia.

Y aunque creas que es exagerar, la verdad es que adoptar una mascota es una forma de hacer crecer la familia cuando aún no se ha llegado a dar el paso de tener hijos.

Una mascota nos hace más empáticos, también con la pareja

El equipo de Psicólogos Psi, expertos en terapia en pareja, explican que cuando tenemos una macota, queramos o no, nos volvemos personas más empática y sensibles, y no solo con  nuestro nuevo amigo peludo, sino también con el resto del mundo.

Así aprendemos a evaluar a los demás esperando anticiparnos a sus necesidades y conocer sus comportamientos y su carácter, y esto se traslada también a nuestra pareja. Igualmente, le pasará a la otra persona y ambos comenzarán a comportarse con más comprensión, entendimiento y llegarán a conocerse mucho más a través de sus comportamientos y actitudes y lo que estos quieren decir.

Favorece el trabajo en equipo

Otra de las ventajas de  tener una mascota en pareja es que esta favorecerá el trabajo en equipo, el cual es clave en las parejas exitosas.

Esto sucede porque al tener un animal que depende de ambos, tendrán que ponerse de acuerdo en como cuidarlo y en las tareas que desempeñará cada uno y cuando las harán. Es decir, quien va a alimentarlo, educarlo, pasearlo, quien lo llevará al veterinario, quién le dará la medicina, en una planificación de turnos rotativos y de compromisos entre los dos.

Y esto pasa incluso desde el primer momento cuando hay que ponerse de acuerdo sobre cuestiones como ¿Qué tipo de perro se va a adoptar?, ¿cómo se organizará la casa de ahora en adelante? y ¿cómo se dividirán las tareas de su cuidado?

Incluso, en estos momentos podremos tener la oportunidad de ver ese instinto maternal o paternal en el otro y como asumirían la responsabilidad de tener un hijo en el futuro.

También hay algún inconveniente

Como todo en la vida, tener una mascota en pareja no son solo ventajas, sino que también tiene su parte difícil. Sucede que el animal más bien podría llegar a convertirse, si no se sabe manejar, en una excusa para no centrarse en las necesidades sexuales y de atención de tu pareja, por ejemplo, dejando que la mascota duerma en la cama, o dedicando más tiempo a su cuidado que al disfrute con la otra persona.

Entonces, los Psicólogos Psi alertan que es importante que la mascota no sea una forma de probar la relación, mucho menos de salvarla, y que más bien se debe evitar si sientes que últimamente están teniendo muchos problemas e incluso, han pensado en terminar la relación.

Y es que hay que pensar que en el caso de una separación, la mascota, acostumbrada a estar con ambos, también sufriría y podría pasarle ser abandonada por una de las partes, por lo que hay que pensar en no causarle este daño al pobre animalito.

 

 

 

Facebook
Pinterest
LinkedIn
Twitter
Email

Noticias relacionadas

Buscando ayuda con la terapia

En algún momento de la visa, todo el mundo, como nos comentan desde psicoarmoniaemocional.com, nos podemos llegar a sentir con ayuda para poder ir solventando

Scroll al inicio