Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Cómo prevenir la ortodoncia infantil

Hay que dejar claro que llevar ortodoncia es algo que ya está sumamente asimilado entre la población, tanto infantil como adulta. No obstante, es lógico que los padres queramos que nuestros niños y niñas tengan una dentadura perfecta sin necesidad de usar ortodoncia, y ya no solo por el tema económico, sino también por no hacer pasar a nuestro pequeño por la incomodad de tantas visitas al dentista y, por supuesto, por el dolor que muchas veces conlleva hasta que el pequeño se adapta a la nueva situación.

Por eso, hoy vamos a daros algunos consejos al respecto pero es importante que todos sepamos que, a veces, es imposible prevenir el uso de la ortodoncia, y no importa lo cuidadosos que seamos nosotros o nuestros hijos/as.

  • Lactancia materna: optar por la lactancia materna, siempre que se pueda, es importante, ya que la succión de pecho estimula la musculatura bucal del bebe y favorece que la mandíbula avance desde su posición distal propiciando un correcto crecimiento del maxilar inferior. De hecho, los expertos de Clínica Dental David Alfaro, clínica dental en Albacete, nos han asegurado que la lactancia materna puede ayudar a evitar hasta en un 50% las maloclusiones dentales.
  • Favorecer la masticación: tardamos mucho tiempo en dar a nuestros hijos comida no triturada. Mientras que la naturaleza empieza a preparar la cavidad bucal de los niños a partir de los 4 meses, nosotros nos empeñamos en retrasar la toma de alimentos no triturados hasta casi el año de vida, y esto puede afectar al correcto desarrollo de los músculos de la mandíbula y la boca.
  • Retirar el chupete antes de los dos años: el chupete tiene muchos beneficios para los bebés pero llegados a los dos años de vida es importante retirárselo ya que la succión no nutritiva del bebe podría alterar el desarrollo bucodental del pequeño/a.
  • Evitar que se chupe el dedo: Cuando retiramos el chupete, los niños y niñas tienden a chuparse el dedo metiéndoselo en la boda para succionar igual que lo hacían con el chupete. La acción de chuparse el dedo es normal durante la primera fase evolutiva del niño. De hecho, alrededor del 80% de los niños se chupa el dedo en su etapa infantil, así que no es necesario alarmarse, pero también es necesario evitar que lo haga lo antes posible, pues puede ser perjudicial para el desarrollo de los dientes, especialmente si succionan con fuerza.
  • Correcta higiene bucodental: desde que nace el primer incisivo en la boca del niño debemos empezar a cuidar su higiene nosotros mismos y, poco a poco, enseñándole a ellos cómo han de proceder. El cepillado dental diario es un hábito que debemos inculcar desde una edad muy temprana, al menos dos veces al día y una de esas veces ha de ser siempre antes de irse a dormir.
  • Revisiones periódicas: es importante llevar al niño, a partir del año de edad, a las revisiones anuales o semestrales (según nos indique nuestro odontólogo) para ver la evolución de la dentición del pequeño/a. Luego, en torno a los 6 años que es cuando se inicia la dentición definitiva, deberemos hacer una revisión con el ortodoncista para analizar la situación.

A qué edad debemos poner ortodoncia

Muchos padres y madres tienen esta duda constantemente en su cabeza y aunque la respuesta más válida es la de dejar que, tras una revisión, sea el profesional quien aconseje cada caso concreto, hoy vamos a daros algunas claves.

La Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO) aconseja una primera visita en torno a los siete años, momento en el que aparecen los primeros molares y los incisivos ya han salido. Una revisión a esta edad permitirá saber si el desarrollo es correcto o bien detectar de forma precoz posibles alteraciones de maloclusión y/o malposición.

No obstante, a los cuatro años ya se pueden identificar problemas de maloclusión que pueden haber sido producidos por cuestiones genéticas o malos hábitos durante la primera infancia, como el uso excesivo del chupete, la succión del dedo o la respiración por la boca. Generalmente, a no ser que existan problemas serios, el tratamiento de ortodoncia se inicia cuando los dientes definitivos ya han erupcionado y reemplazado a los de leche, lo que se produce en un rango de edad que varía en cada niño, pero que se sitúa en torno a los 11-12 años.

Facebook
Pinterest
LinkedIn
Twitter
Email

Noticias relacionadas

Buscando ayuda con la terapia

En algún momento de la visa, todo el mundo, como nos comentan desde psicoarmoniaemocional.com, nos podemos llegar a sentir con ayuda para poder ir solventando

Scroll al inicio