Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Consigue un hogar más accesible para toda tu familia.

Si en algún lugar debemos sentirnos seguros, ese sin duda es nuestro hogar. Entre las paredes de nuestra casa, deberíamos sentir protección, comodidad y tranquilidad para poder sentirnos bien en cada momento, aunque por desgracia no todos podemos sentirnos así si no se toman las medidas necesarias.

Existe una serie de problemas que pueden afectar en el día a día a muchas personas, incapacitándoles de mantener una rutina que les facilite la vida en la casa, por lo que planteamos la siguiente cuestión para encontrar una solución ¿Cómo podemos crear un entorno accesible para todos en casa?

Para cada caso, una solución.

Adaptar nuestra casa para garantizar la seguridad de las personas que viven en ella requiere un conocimiento previo de la situación por la que pasa cada uno de los habitantes. No plantearemos la misma solución para acondicionar la casa ante la llegada de un recién nacido, a la que la que plantearemos para facilitar el acceso a la casa a una persona discapacitada que se desplace en silla de ruedas.

Nuestro hogar tiene unas características que lo hacen único, pero podemos modificar las cosas que necesitemos para convertirla en un verdadero hogar para todas las personas que la habiten.

Vamos a conocer los casos más comunes que requieren modificaciones e instalaciones para lograr una adaptación doméstica.

  1. Las personas mayores dependientes.

La mayoría de accidentes que sufren las personas mayores son ocasionados porque se encuentran en hogares poco favorables para su convivencia y por vivir en soledad. Tanto si una persona mayor vive sola como si vive con nosotros, debemos de tener en cuenta varios aspectos para evitar sustos y para facilitar comodidades que le hagan sentirse mejor.

Además de contar con la posibilidad de instalar aparatos y mobiliario adaptado a las personas con dependencia, podemos evitar los accidentes domésticos teniendo en cuenta una serie de factores que podemos controlar nosotros mismos, tales como no dejar suelos húmedos o mojados, no disponer de alfombras con las que puedan resbalarse, tener mucho cuidado con los enchufes y aparatos eléctricos entre otros, como defienden en el periódico La vanguardia.

Una de las opciones que también puede facilitar el acceso a la vivienda entre plantas (si se dispone de ellas, en una casa grande o en una comunidad de vecinos) es la opción de instalar una silla salva escaleras, que consiste en la instalación de una silla que sube a través de un rail de manera automática; de esta manera las personas mayores no tendrán que enfrentarse al reto que les supone subir una escalera para entrar a sus hogares. Si nos interesa esta opción, la empresa Total Access se dedica a la instalación de las mismas, por lo que podremos obtenerla sin problemas.

  1. Personas con movilidad reducida.

Para las personas que se desplacen en silla de ruedas, la opción de instalar un ascensor o una silla salva escaleras es también muy útil para facilitarles las cosas. Además de esto, se debe adaptar la vivienda con rampas para subir la silla en todo momento.

Además de esto, deberemos adaptar los baños para su acceso, de manera que el baño cuente con una barra de agarre o sujeción en la pared para la persona, tanto en la ducha como en el inodoro. Esta medida de seguridad también podemos tenerla en cuenta para adaptar nuestro hogar a nuestros mayores, así podrán agarrarse mejor si se sienten débiles en algún momento.

Los interruptores para la luz y otros electrodomésticos deberán de encontrarse a una altura accesible para la persona con movilidad reducida. También deberemos de contar con pasillos anchos, con buena posibilidad de giro y con el menor número de obstáculos para que dicha persona pueda moverse con facilidad por toda la casa.

  1. Niños pequeños.

Los niños pequeños se enfrentan a toda una serie de riesgos en nuestra casa que nosotros no notamos porque tenemos todo en cuenta, pero ellos solo quieren jugar y muchas veces no harán caso de nuestras advertencias e indicaciones, por lo que, sin duda, es mejor prevenir que curar.

Estas son algunas de las medidas que puedes tomar para lograr un entorno más seguro para los más pequeños:

  • Cierra con llave los cajones que contengan cuchillos, tenedores y utensilios con los que

puedan cortarse o hacerse daño.

  • Pon protectores en las esquinas de mesas y muebles afilados.
  • También pon protectores en enchufes para que no metan los dedos.
  • ¡Mejor olvida las mesas de cristal! Son muy peligrosas, si tu hijo sube a la mesa puede romperla y cortarse.
  • Instala separadores en las escaleras, son puertas pequeñitas que solo tú puedes abrir. De esta manera, los niños no tendrán el riesgo de caer por las escaleras.
  • Cuidado con las ventanas. Es preferible que no haya taburetes ni sillas cerca de ellas, y que la altura de las ventanas sea mucho mejor que la de tu hijo mientras sea pequeño. Hay personas que instalan barrotes y mallas en ellas también para evitar disgustos.
  • Ten la puerta de la calle cerrada con pestillo siempre que tengas a tus hijos en casa. Es conveniente que el pestillo no se encuentre a la altura de los niños, para que no puedan abrirla.

Puedes adquirir materiales y recibir consejos para preparar tu casa en cualquier empresa de muebles, ya que todas disponen de un apartado de mobiliario infantil adaptado para las familias.

Estar cómodos en casa es un lujo del que todos podemos disfrutar si se toman las medidas necesarias y se ofrece la atención pertinente ¡No te rindas!

Facebook
Pinterest
LinkedIn
Twitter
Email

Noticias relacionadas

Buscando ayuda con la terapia

En algún momento de la visa, todo el mundo, como nos comentan desde psicoarmoniaemocional.com, nos podemos llegar a sentir con ayuda para poder ir solventando

Scroll al inicio