Presta atención a la salud bucodental de tu cánido

Presta atención a la salud bucodental de tu cánido

Las campañas de concienciación sobre la salud dental calaron de manera muy fuerte en varias generaciones, que de manera ejemplar llevan hábitos de vida saludable, cepillan sus veces después de cada comida, y sobre todo enseñan a sus hijos la importancia de tener una boca sana.

Aunque todo sea dicho, ahora que llega el verano se produce una pequeña relajación en los hábitos de limpieza bucal, sobre todo cuando estamos de vacaciones y no pasamos por el hotel o apartamento para lavarnos los dientes. Pero incluso en estos casos no podemos olvidarnos de que las enfermedades dentales aparecen cuando menos te lo esperas.

Es por eso por lo que se recomienda después de las vacaciones acudir al dentista, para comprobar que la salud dental es buena.

Y centrando el tema del artículo en las mascotas, debemos de decir que no todos los amos cuidan de la salud dental de las mismas. Esto es un problema, ya que las mascotas también sufren problemas dentales, y al igual que los humanos sufren dolor y su vida empeora en estas situaciones.

A pesar de lo que puedan pensar muchos dueños, es muy positivo para la salud dental de los animales cepillarles los dientes. Claro está que no es una tarea a realizar tres veces al día, pero si podemos hacerlo una vez a la semana, y de esta manera reduciremos considerablemente el riesgo de que nuestras mascotas contraigan una enfermedad buco-dental. Pero eso sí, atento a las siguientes recomendaciones.

Sobre todo, no utilices pasta de dientes de humanos

Al igual que los humanos los perros necesitan una limpieza dental, todo para ahorrarnos problemas de salud y gastar más dinero de lo deseado en nuestras mascotas. El cuidado dental de tu perro no solo debe basarse en el mal aliento y para evitar los dientes amarillos, este problema va mucho más allá de lo que pensamos, el no prestarle atención al cuidado en nuestro perro con el tiempo les provoca infecciones con riesgo de muerte, problemas cardíacos, renales y hepáticos.

Pero, no debemos confundir los productos que usamos nosotros con los que debemos usar con nuestra mascota, en el mercado hay cepillos y crema dental especial para ellos, presta atención a las siguientes recomendaciones.

Es de vital importancia conocer el por qué no debes usar la crema dental humana en tu perro. La mayoría de los dentífricos para seres humanos tienen flúor, y el flúor es extremadamente venenoso para los perros, por eso, debes usar una crema especial canina en tu mascota, no le hagas daño.

En el mercado encontrarás diversas pastas dentífricas para perros. Son comestibles, por lo que no provocarán problemas a tu perro si las ingiere. Algunas contienen abrasivos, generalmente calcio y silicatos. Otras utilizan agentes oxigenantes que impiden la proliferación de bacterias anaerobias. Algunas llevan clorhexidina, que se un agente antibacteriano y antiviral. O ascorbato de zinc, para las enfermedades gingivales. Consulta a tu veterinario para escoger la pasta más adecuada para tu perro.

También puedes hacer una pasta de dientes casera, ya que existen multitud de recetas para preparar un dentífrico casero para tu perro, que sea natural, económico y no dañino para tu compañero. La más habitual se elabora con bicarbonato.

Para hacerla, mezcla una cucharada de bicarbonato sódico con una cucharada de agua hasta lograr una pasta homogénea. El bicarbonato previene el mal aliento, limpia y blanquea el esmalte. Si le añades alguna hierba aromática que no sea dañina para tu perro, como la menta, ayudarás a combatir el mal aliento.

Para finalizar, queremos recordar que el cepillado con pasta dentífrica es muy adecuado para eliminar el sarro. Al principio, puedes limpiarle los dientes con un dedo envuelto en una gasa sobre la que aplicarás el dentífrico, o bien utilizar un guante de dedo para perros, que consiste en una pequeña funda que te colocarás en el dedo. De esta manera, llegarás fácilmente a todos los rincones. El resultado es similar al obtenido con el cepillo y permite el uso de dentífrico.