¿Qué hábitos de higiene dental deben seguir los niños?

¿Qué hábitos de higiene dental deben seguir los niños?

En esta ocasión hablaremos sobre los hábitos de higiene dental que tendrían seguir los niños. La importancia de unos buenos hábitos de higiene dental en los niños es evidente. No hay que olvidar que la erupción de los dientes de leche es el que marca el momento importante en la salud bucodental de los pequeños. Van a influir a la hora de ingerir alimentos, el proceso para hablar, deglutir, masticar, etc. Cuando no se cuida cuando es debido, puede que se produzca una pérdida antes de tiempo y que se produzcan problemas más importantes.

Por tanto, quedémonos con que la salud dental en los pequeños es bastante importante y se va a cuidar gracias a unas costumbres de higiene dental adecuadas.

La caries dental en los pequeños

En la actualidad la caries dental es la enfermedad que es más frecuente en los pequeños, de manera importante en los preescolares.

La caries debemos saber que está entre los problemas más importantes para los niños y que algo más de un 30% de los pequeños españoles que tienen menos de seis años la padecen, lo que deja claro que 7 millones de dientes de leche son los afectados.

Todo esto hace que sea tan vital que en el campo de la salud bucodental los menores también participen con los padres y sus dentistas, siendo la principal tarea la de poder mostrar a los más pequeños los hábitos más interesantes de cepillado y en general de higiene a nivel oral que deben ir incorporando en su vida diaria.

Esto es así porque como se dice, es fundamental que los niños vayan al dentista un par de veces al año si su boca está sana. En clinicadentalvalue.es creemos que si todos los papas actuasen así con los niños, la salud dental mejoraría en un porcentaje bastante alto en los pequeños y estaríamos sembrando de cara al futuro.

¿Cuáles son los hábitos de higiene dental que deben ser seguidos por los pequeños?

Cuando se les aporta educación en el terreno de la higiene dental a los pequeños, vamos a lograr que sientan que el cuidado de la salud bucal pasa a ser ya parte de su día a día, por lo que lo harán con total naturalidad y se van a poder prevenir una serie de problemas en el futuro.

Se deben seguir los siguientes hábitos dentales en el futuro:

Cepillado diario

Se hace después de cada comida, en especial el último cepillado diario, el de la noche. Solo tienes que elegir un cepillo que se adecúe a la edad del niño, que tenga un margo de tipo económico que ayude a que lo maneje. Para que se motiven, es bueno que el cepillo en cuestión tenga colores que llamen la atención o figuras de dibujos animados.

Cepillado de dientes total

Se debe cepillar el interior de los dientes, la zona de fuera, la lengua y la superficie de mordida. No olvides que el cepillado va a ir desde la encía hacia el diente.

Paste de dientes

El cepillado a diario se debe acompañar con una pasta dental que tendrá una cantidad de flúor que deberá ser la adecuada dependiendo de la edad. El flúor va a ser de gran ayuda de cara al fortalecimiento del esmalte y reduce las posibilidades de padecer caries.

Enjuague bucal

De los 5 años en adelante es posible ya usar el enjuague bucal después de haberse cepillado los dientes. Solo tienes que elegir uno que no tenga ni alcohol ni colorantes.

Seda dental

La seda dental lo que hace es eliminar la placa bacteriana allí donde el cepillo no llega, de tal forma que evita el desarrollo de la caries entre los dientes y también se logra prevenir la aparición de una serie de enfermedades en las encías.

La edad más recomendada para usar el hilo dental después de comer es de unos 6 años, pero no hay que olvidar que van a tener la ayuda de adultos hasta que puedan hacerlo por ellos mismos.

Limpieza de las encías

En su etapa de bebés, de forma previa a que aparezcan los dientes, es fundamental que diariamente, con una gasa limpia y húmeda, procedamos a limpiar las encías una vez de que haya una toma de biberón.

Renovación del cepillo de dientes

Si se quiere una higiene dental mejor hay que cambiarlo cada 3 meses.

Limitación del consumo de azúcar

Es necesario evitar el abuso de los alimentos azucarados y hacer una limpieza dental posterior al consumo. Hablamos de los caramelos. Las bebidas azucaradas, golosinas o gomilona. Son esos los azúcares más pegajosos y que tienen una más elevada capacidad de retención.

Visitar al odontopediatra

Como ya dijimos en un post anterior en el que hablamos del odontopediatra o dentista infantil, es fundamental que ya en el primer año el niño visite al dentista infantil para ver si sus dientes se están desarrollando bien.

Algo que nos parece interesante es el diagnóstico precoz y tratarlo con aparatos de gran funcionalidad que se encarguen de dirigir el crecimiento óseo y que aparezcan bien los dientes definitivos.

Los más pequeños también se benefician de los tratamientos preventivos como son los selladores de fosas y fisuras. Así saben cómo se tienen que cepillar para que cuenten con una técnica correcta

De la misma forma, es de gran importancia el mantenimiento del espacio que llega a dejar la pérdida de una pieza dental temporal. Todo esto se hace con los mantenedores de espacio hasta que erupcione el diente definitivo y se evitan los apiñamientos dentales posteriores.

Lo mejor que puedes hacer es buscar una clínica en la que te puedas asesorar de la mejor manera para tratar el caso de tu hijo en concreto.

Deseamos que todo lo que te hemos contado sea de ayuda para poder tener una mejor higiene dental para tus pequeños. Si les enseñas desde niños, luego va a ser mucho más fácil que vean acudir al dentista como algo natural y beneficioso para la salud, porque pocas cosas hay más importantes que la salud dental.