El cuidado dental de las mascotas

El cuidado dental de las mascotas

Las mascotas, aunque haya dueños que no le presten la atención debida, tienen que tener una buena salud bucodental.  En Clínica Dental Doctora Cachero creen que estos años han servido para que muchas personas cuiden sus dientes como es debido, algo que es necesario, pero también creen que esta atención debe tenerse también con las mascotas, pues al final tendrán una mejor calidad de vida.

Aunque ellos son especialistas en personas, si que también han visto un mayor crecimiento de centros donde se cuida la salud mental para las mascotas.

Las mascotas y sus dientes necesitan atención

Los expertos dicen que cuando no se cuidan los dientes de manera adecuada, sobre los 3 años los perros y gatos en un tanto por ciento bastante alto suelen tener enfermedades bucales a partir de los 3 años. Si llevas a tu mascota a un especialista, el resultado será que tu mascota podrá disfrutar de dientes y encías sanos toda la vida.

La importancia de una buena dieta

Tomar alimentos no indicados llega a provocar problemas a nivel dental en las mascotas. Una alimentación con alimentos secos ayuda a que se remuevan las placas bacterianas, las cuales podrán solidificarse como sarro.

Los alimentos secos les ayudan a masticar adecuadamente y son un gran estímulo para las encías. No se le deben dar, ni sobrantes de comida ni golosinas, pues lo que hacen es elevar la formación de sarro y placa al animal.

Los veterinarios pueden recomendar alimentos especiales para que se reduzcan las acumulaciones de sarro y placa, en especial si tu mascota es de las que está predispuesta a tener problemas de índole dental, por su raza o motivos genéticos.

Cepilla los dientes de tu mascota

Tanto a perros como a gatos les podemos cepillar los dientes con el objetivo de eliminar la placa dental que provoca las enfermedades periodontales.

Hay que empezar por una rutina regular de cepillado tan pronto como la nueva mascota llegue a casa.  No olvides que perros y gatos de edad pueden entrarse para que puedan aceptar sin problemas el cepillado de los dientes.

Solo hay que ir introduciendo la actividad de manera gradual y que ésta sea una experiencia buena para la mascota. No olvides premiar a tu mascota porque se deje cepillar los dientes.

Vamos a ver cómo se hace

Primera fase

Lo primero es mojar un dedo en agua tibia. Para ello hay que frotar e manera suave el dedo sobre las encías y uno o dos dientes de tu mascota. Esto deberás repetirlo hasta que la mascota no parezca que le incomode dicha actividad.

Segunda fase

Tienes que ir de manera gradual introduciendo un dedo envuelto en una gasa y frotando de manera suave el diente en círculos.

Tercera fase

Después se puede empezar a usar un cepillo de dientes, tanto uno ultra blando de los que hay para persona como un cepillo especial para mascotas o un dedal especial para el cepillado de dientes que es como un dedo de un guante recubierto con un cepillo en su punta.

Cuarta fase

Una vez que la mascota se ha acostumbrado a cepillarse, hay que usar una pasta de dientes para mascotas.  Existen muchas que están compuestas de clorhexidina. No hay que usar pasta de dientes para humanos, pues en muchas ocasiones caen mal al estómago de la mascota. Igualmente, hay sprays antisépticos o enjuagues que se pueden usar después del cepillado.

Los controles al año son importantes

La mascota hay que asegurarse de que va a tener una dieta que sea la adecuada y que sea cepillada regularmente en casa, lo que hará que dientes y encías estén en buenas condiciones.

Si se le quiere dar buen cuidado en el hogar, aquí es fundamental abordar al limpieza dental en profundidad y un motivo más donde el médico veterinario tendrá que ponerse con ello.

El profesional tendrá que hacer un examen de manera cuidadosa de la cavidad bucal para saber si hay alguna clase de problema o acumulación de sarro. Hay que saber que el cepillado nos remueve la placa, pero no hace lo mismo con el sarro.

Por todo ello, si la mascota cuenta con sarro, el profesional de la salud dental va a tener que quitarlo con herramientas, por lo general bajo anestesia.

Siempre tenemos que tener en cuenta que la limpieza dental en el perro es fundamental en su vida diaria. Nosotros podemos prevenir sus dolores cuando mastiquen huesos o evitar los diempre complicados trastornos a la hora de hacer la digestión.

Lo mismo podríamos decir de las alteraciones en las válvulas del corazón o en los problemas de corazón, las cuales son una serie de infecciones que pueden tener efectos de gravedad en los órganos, caso de los riñones, o a la hora de evitar el mal aliento por infecciones bucales.  En este sentido, en tener un gesto al dedicarle una serie de minutos a nuestra mascota del tiempo que tenemos puede serle de importante ayuda.

Muchas veces todos estos cuidados no van a ser bastante con el cepillo o pasta de dientes, por lo que va a ser recomendable que una vez al año vayas al veterinario para que dictamine si el perro va a necesitar una limpieza mayor en profundidad.

Ya decimos que el cuidado de la boca va a influir en el estado general y podrá hacer que sea mejor. Si se descuida o no se atiende como es debido la salud dental, las consecuencias pueden ser realmente fatales.

Vas a poder ver cómo muchos centros y clínicas veterinarias ofertan campañas y ofertas de higiene bucal para perros. Todos los profesionales de la salud animal cuando se les consulta sobre esta clase de patologías, recomiendan que se haga una limpieza a nivel bucal a partir de los ocho años de edad y después cada dos años dependiendo de los criterios que tengan los profesionales y del estado en el que esté la boca de la mascota en cuestión.

Así que ya sabes, a cuidar la dentadura de nuestra mascota toca, merece la pena y seguro que te lo agradecerá con una mejor salud en todos los ámbitos.